05 abril 2020

Ciclo Mercurio conjunción Neptuno en Piscis – El poder de la mente


¿Qué tienes en tu cabeza? ¿Qué piensas? ¿Qué ideas predominan en tu mente?
Retírate del mundo, y escucha tus propios pensamientos ahora, sé consciente de ellos, relájate a través de respiraciones profundas y tranquilas, a tu ritmo, vuelve a tu interior en tu retiro.







Ciclo Mercurio-Neptuno


Este breve ciclo que durará hasta marzo de 2021 lo hemos de considerar en estos tiempos tan intensos de una manera especial, tiene su importancia crucial.

Mercurio en su recorrido por el Zodiaco hace conjunción a Neptuno desde mayo del 2011, y será así hasta enero de 2026. Son pues años en los que se enfatiza este signo en cuanto a su relación con Mercurio. En este signo Mercurio se encuentra en "exilio".


“La mente, así como los metales y los elementos) puede ser transmutada, de estado a estado; de grado a grado; de condición a condición; de polo a polo; de vibración a vibración. La verdadera transmutación hermética es un arte mental.”

El Kybalion


Durante este ciclo hemos de ser muy conscientes de lo que bulle en nuestra cabeza, y de qué queremos que tenga poder en nuestra mente, porque el poder del enfoque es creatividad, cuando es sostenido crea realidad, sólo es cuestión de concentración y persistencia. Así se forma todo lo que observamos, vemos y vivimos, siempre se parte de una idea, un pensamiento, y varias personas reunidas focalizando en un objetivo u objetivos comunes. Estamos hablando del mundo invisible, no se ve, pero se siente, está ahí este poder y fuerza.

Es una conjunción que se inicia en Piscis, por lo tanto hemos de estar muy atentos a la manipulación que se pueda hacer a través de la información, hemos de estar atentos a los engaños, las mentiras, las suposiciones, las fantasías más exacerbadas y teorías, que habrá muchísimas. Ante todo ello aquí Mercurio se haya sometido a Piscis, que es muy influenciable. Estaremos atentos a lo que aún no se ve, pero se manifestará y se puede intuir. Pero para intuir claramente hay que estar en paz y en conexión con la fuerza más potente, la Luz del Amor Creador. Sabemos que ahora se trata de aunar los ideales espirituales, los ideales de paz, bien, alegría, amor para todos. Es una mente unificada en el principio creador del Amor. Esta es la fuerza que aglutina, estamos subiendo la frecuencia vibratoria de manera constante, vigilando tranquilamente para que así sea, sin tensión, sin nervios, sólo permanecemos atentos al objetivo una y otra vez, tenemos paciencia. Ahora se trata de transcender pensamientos. Sabemos que son rápidos y cambiantes, así es como funciona la mente.
Habremos de evitar la confusión, por tanto cuidamos ideas que induzcan al miedo, y la dispersión si queremos conseguir algo juntos y juntas, el desorden y la irracionalidad no son buenos compañeros para este trabajo que queremos realizar.

Por otra parte habremos de estar muy atentos a cuidarnos para evitar el agotamiento mental, hemos de fortalecer los nervios con la dieta adecuada y complementos, con ejercicios que equilibren el sistema nervioso, la música adecuada, la danza, los colores y visualizaciones, técnicas diversas, todo va a ayudar y contribuir a este propósito que nos marcamos como objetivo prioritario.

Es tiempo de imaginación y de inspiración, así que no nos encojamos, hay un sextil con Júpiter, el principio de justicia, de creación y defensa de leyes justas, equitativas que mantengan el buen orden y armonía para todos por igual es lo esencial.

Cuidemos que las emociones, también cambiantes, no interfieran, hay un quincuncio con la Luna. Entonces, aprovechar para inspirarnos, cuidar de la comunidad completa, la próxima y la comunidad humana, los derechos (Júpiter) fundamentales que sostienen (Capricornio) el funcionamiento en amor, pero estemos atentos a las emociones, a ese intento de ser manipulados por las emociones.
La Luna está en Leo, así que se puede ser más susceptible si el orgullo o la soberbia se disparan. Es un tiempo, sin embargo, para mantenerse dignos, con una autoestima elevada.

Aprovechemos este sextil entre Capricornio y Piscis, la Tierra, lo práctico y que se puede realizar, con lo más inmaterial que surge de la inspiración y ahora podemos realizar. Aislados pero unidos, con las ideas bien claras y que se pueda fundamentar todo principio e idea que hemos de defender asertivamente.

Recordamos a Júpiter de nuevo, el principio que vela, que vigila por el buen orden de los mundos celestes y terrestres. Es un principio de expansión que ahora está en un signo relacionado con la concreción, la solidez. Así que seguimos con estos grandes ideales que van a encontrar el cauce adecuado para instaurarse, sin tanta rigidez; con Piscis conseguimos flexibilidad y adaptación. Si hubo un tiempo en que pudiéramos salir de la pereza y la apatía, sea ahora. Sin tensión, la única que hemos de vigilar es la emocional, así pues está en nuestra manos. ¡Adelante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario