20 octubre 2019

Integración de la energía masculina

Sin convertirnos en narcisistas en este viaje por la Tierra durante el cual buscamos tantas respuestas, podemos ir abordando en profundidad el estudio de “quién soy”, y no para perdernos en un egoísmo aburrido, destructivo, sino para brillar con plenitud al utilizar todos nuestros dones, talentos, e ir ensayando mejor cómo superar los desafíos que se nos presentan en el día a día, en las etapas de crisis, de cambios, ante circunstancias, hechos que pueden tender a desestabilizarnos, y lo peor, a apagar la fe, la confianza.

Si conseguimos adquirir una imagen no distorsionada por las opiniones de los demás y sus prejuicios, o los nuestros por aprendizaje o por ir adquiriendo respuestas defensivas con el entorno; si conseguimos ir definiendo nuestro propósito; si podemos sanar la relación con el padre, ya sea biológico o de aquel que desempeñó su rol, en fin, si conseguimos ir perdiendo el miedo a ser quienes somos, nos alejaremos de lo que nos separa de los demás, e iremos colaborando en la creación de un mundo mejor, de otra realidad que es posible. Entonces nuestro viaje es una búsqueda de aquello que puedo ofrecer al mundo, y vamos haciendo los esfuerzos necesarios para ello, saliendo de la confusión, las dudas, la distorsión de la realidad.

En este viaje de búsqueda y transformación hemos de querer activar en nosotros fuerzas de regeneración para experimentar el Sol interior. Comenzar a afianzarse en vislumbrar lo bueno que hay en la propia naturaleza, en la dignidad de sentirse intrínsecamente un ser de bondad, de sabiduría, en la máxima expresión, en libertad. ¿Qué me revitaliza? ¿Qué me entusiasma? Anclarnos en este tipo de búsqueda de respuestas nos va a facilitar claves importantes para alcanzar un bienestar sereno.

A la oscuridad y a la tristeza se las vence con la felicidad, la alegría, y la espontaneidad, y este es el objetivo que nos planteamos al iniciar nuestro viaje, recobrar la información olvidada de “quién soy”, “qué hago aquí”. La Astrología, como expresaba A. Bailey, “es un sistema de pensamiento donde está escrito toda la historia del ser humano, que a través de los signos y planetas, su simbolismo propio, lenguaje, intenta comprender cómo opera la Energía Vital Universal mientras mueve y guía al hombre hacia su retorno a casa.”

Entonces, estamos bien motivados para seguir nuestro trayecto de autodescubrimiento, vivir este proceso de individuación utilizando nuestra inteligencia y nuestra capacidad de amar, por nuestra tranquilidad, y porque desde este estado, otras personas a nuestro lado se benefician, y vuelve a nosotros todo lo que damos generosamente, de una manera u otra, lo que ofrecemos con cariño y con gozo, de manera altruista para beneficio de la comunidad en la cual vivimos.

Una propuesta para ello: trabajaremos la integración de la energía masculina mediante el estudio del horóscopo personal en el próximo Taller de Astrología, al menos durante una hora y media, además se utilizarán otras técnicas que expondrá mi compañera durante otra hora y media.






Que disfrutemos con plena conciencia de este camino de autorrealización, vivir conscientes.

Les dejo con esta preciosa banda sonora compuesta por Mark Isham (Sol en Virgo, signo que pertenece al eje del servicio, Virgo-Piscis) de la película  “Tu mejor amigo: un nuevo viaje”, “A dog’s journey”.











No hay comentarios:

Publicar un comentario