04 agosto 2019

En la madrugada del 1 de agosto Mercurio Directo en Cáncer, grado 23


Mercurio es uno de los planetas interiores del sistema solar, junto con Venus, y acaba de hacer su cambio de movimiento aparente, por supuesto debido a la perspectiva que tenemos del mismo desde la Tierra. ¿Qué les ocurre a los planetas interiores?  Que su órbita se encuentra más cercana al Sol que a la de la Tierra.

El movimiento de retrogradación acontece en el momento en que el planeta se sitúa en la proximidad máxima al planeta Tierra. El 3 de septiembre Mercurio estará en conjunción con el Sol, conjunción superior ya que el Sol se encontrará entre la Tierra y el planeta, de ahí su movimiento directo y con velocidad máxima.

La elongación máxima de Mercurio con relación al Sol es de 28º, siempre está muy cequita del Sol y su período sidéreo es de 87,97 días. Esta revolución sidérea es el período de tiempo que tarda un astro en volver al mismo punto.

Mercurio rige a los signos de Géminis y de Virgo, uno es de aire y otro de tierra.

Por analogía, está relacionado con el intelecto, la comunicación, información, los hermanos, primos, vecinos, el entorno, estudios, gestiones, documentos, formación concreta y práctica, son las personas jóvenes, los mensajeros, los medios de transporte por tierra.

¿Está habiendo mayor actividad estos días en tu vida a este respecto? O tal vez no tanto en tu vida, pero sí en tu entorno.
Hay que tener en cuenta si hace conjunción a algún planeta del horóscopo y en qué Casa está haciendo el tránsito.

Respecto al cuerpo, Mercurio está vinculado con todo lo que tiene que ver con información e intercambio. Rige los hombros, los brazos, las muñecas, las manos; los pulmones y bronquios, el sistema nervioso. Son días para observar cómo nos afecta lo que comemos en estos órganos y zonas del cuerpo, cómo nos afectan las personas en los encuentros que tenemos, qué podemos aportar, cómo vamos a orientar de alguna manera diferente nuestra participación en la familia, en el entorno, con las amistades. Para ello, es necesario parar, escucharse, sentirse, dedicar algún tiempo para uno mismo. Decidir qué es lo más prioritario ahora para seguir dándole energía, impulso, dedicándole tiempo.





La retrogradación es en Cáncer, momento ideal para que profundicemos cada uno en la familia, el sentido de nuestra relación y manera de relacionarnos en la familia y de cómo se relacionan con nosotros, ya sea nuestra familia de origen, o la que hemos formado, en la que se comparte con la pareja o amistades. ¿Cómo nos relacionamos con la familia? ¿Qué nos agobia? ¿Cómo podemos mejorar las relaciones de comunicación? ¿Qué le pone a uno nervioso y qué mensaje hay en ello?

Es un momento para respetar los propios límites, para cuestionarse acerca de la calidad, del respeto, de la profundidad de cada relación familiar, encontrar soluciones, hacer por parte de uno lo posible para crear armonía y entendimiento. También es muy importante ver lo positivo de cada miembro de la familia, de ver las buenas intenciones, la buena voluntad, sus actos de amor, su generosidad, ya sea que a uno a veces parezca agobiarle, pero hemos de ser sinceros e ir a lo esencial, porque así se pueden hacer reajustes respecto a respuestas que pueden surgir de complejos, de traumas, de una visión distorsionada interior respecto al pasado. O sencillamente, porque cada uno tenemos nuestro ritmo personal y nuestras peculiaridades.

Mercurio rige la inhalación, así que también podemos tener pistas si escuchamos al cuerpo y la información que nos da en los encuentros con la familia. ¿Qué nos corta el aliento? ¿Qué podemos hacer al respecto desde el amor y respeto, viviendo con conciencia? ¿Decimos palabras o utilizamos modales en la conversación que dejan sin aliento a alguien?

No olvidemos ayudarnos con las flores de Bach en los momentos de crisis, y de las plantas relajantes, volvamos, permanezcamos en nuestro centro. Hemos de mantener la paz y estados de relajación. ¡Está en nuestras manos! Seamos creativos, tomemos decisiones. Si es necesario, acércate más. Si es necesario, aléjate. Quita barreras, o pon límites. Todo depende, pero siempre con delicadeza, hacia uno mismo y hacia los demás.

¡Estamos creando la Nueva Tierra!


A lo largo del mes de agosto: Júpiter Directo y Urano (planeta transaturnino) retrógrado. Lo veremos más adelante.





No hay comentarios:

Publicar un comentario