28 junio 2019

Idilios amorosos




La próxima conjunción Sol-Luna será en el signo de Cáncer, en sextil con Urano, el cuarto signo del zodiaco es de Agua, coincidiendo con un eclipse solar. Así que nos vamos encontrando con esta energía ya en nuestro vivir cotidiano. Veamos ahora un poco más.


¿Cómo te imaginas que podría ser un idilio amoroso entre una persona Piscis con otra del signo de Cáncer?


Antes de responder hay que tener muchas cosas en cuenta. La primera es saber en qué ambiente ha vivido cada una de esas personas, qué influencias ha tenido de su entorno y si todo tu potencial está siendo expresado, inhibido, distorsionado. Y tenemos que saber dónde está su Luna y su Venus, por ejemplo, y más información.

Tenemos a una mujer nacida con el Nodo Sur en Capricornio, el Sol en Cáncer, en conjunción con Júpiter y en trígono a Saturno. A Venus en Cáncer en conjunción con Neptuno; oposición Marte y Urano, cuadratura a Saturno. No podemos saber en qué signo está la Luna porque el día de su nacimiento recorrió los últimos grados de Virgo y ya por la tarde comenzó a recorrer Libra. Es una mujer sensata, ha vivido una vida muy convencional, buena hija, buena esposa, buena madre, buena vecina, vida social intachable, ninguna nota discordante, como corresponde bajo la influencia de Saturno. Pero también sabemos que ha evitado el conflicto, como ocurre con la energía de Libra, sin embargo tomamos en cuenta  a Neptuno influenciando a Venus. Precisamente Neptuno tendrá su poder porque se enamora del amor. ¿Podrá soportar la soledad? Afortunadamente tiene buenas amigas. Y un pretendiente muy respetable, muy conveniente. ¿Pero qué hará con la energía de Marte y Urano hasta ahora dirigida a un hogar y familia estable y tradicional con buena posición?
Se ha quedado viuda recientemente, todo su mundo establecido hasta ahora va a cambiar. Júpiter está latente, todavía tiene que surgir su esencia, su marido le había dicho que “hagas lo que hagas, siempre será lo correcto”.


Por otra parte, tenemos a un hombre nacido con el Nodo Sur en Piscis, con el Sol en Piscis en cuadratura a Saturno, en trígono con Marte, de profesión militar. Y en cuadratura con Neptuno, con fama de tener amoríos frecuentes. No podemos afirmar la posición de la Luna, no sabemos su hora de nacimiento, al empezar el día está saliendo de Acuario, pero enseguida entró en Piscis. Con Venus en Acuario, y sextil Urano, cuadratura Júpiter, trígono Plutón, los idilios son rápidos y apasionados, pero no duran demasiado, no tiene tendencia a vínculos estables. Es como un pez precisamente, escurridizo y rápido. Pero el amor toca su corazón. Como el símbolo de Piscis, cada uno nadando en una dirección, pero siempre viene una oportunidad que permite salir de la dualidad e integrar los polos opuestos. Para ello se requiere el momento mágico, el momento adecuado, las personas adecuadas, el lugar adecuado, tiempo y espacio como coordenadas, aunque yendo más allá del tiempo y el espacio que condicionan.


¿Qué destino les augurarías a estas dos personas?
¡Parecen tan distintas y viven vidas tan diferentes y en mundos tan dispares!


Podemos observar un poco su sinastría. Buscamos pistas. Buscamos un elemento alquímico que produzca una unión estable.


Ambos tiene el Sol en Agua. Ambos el Sol en contacto con Saturno. Ambos tienen a Venus en contacto con Urano.

Si la Luna de ella estuviera en Libra coincide en conjunción con el Nodo Norte de él.

Venus de ella está en conjunción con Neptuno de él.
Saturno de ella en conjunción con Sol de él.
Plutón de ella trígono Venus de él.


¡Hay muchas posibilidades! ¿Por qué no? ¡El amor! Da fuerza para superar trabas y convencionalismos, incluso las críticas por parte de la comunidad. ¿Será amor en esta ocasión?


En Astrología trabajamos con símbolos, estamos utilizando un lenguaje simbólico, y nos centramos en arquetipos. Por tanto, podemos irnos al mundo de la fantasía, nos vamos al mundo del cine, de los cuentos o del teatro, pero en este caso concreto al mundo del cine para poder entender todos estos arquetipos representados por planetas, personificados a través de los actores.





Los protagonistas principales de este romance son Barbara Stanwyck, nacida en Nueva York, y George Brent, que nace en un condado de Irlanda. Hemos visto algunas de las posiciones principales de sus horóscopos, sin hora.



Se apagan las luces y comienza esta interesante película. Hay que descubrir qué ocurrirá. ¿Rebeldía? ¿Cambios radicales compulsivos? Cortar con el pasado pero venerar a los seres amados que ya se fueron de este plano de la existencia. ¿Cómo explicar a la familia lo que está ocurriendo dentro, en el corazón? ¿Cómo armonizar todo y disfrutar de las nuevas experiencias y oportunidades conservando  una relación feliz de respeto y comprensión con las personas queridas?

Y ese corazón con alas viajero, ¿podrá echar raíces y centrarse en dedicarse a una única persona?


La historia está por escribir, tenemos los ingredientes y la libertad para elegir qué camino seguir y con quién queremos caminar a nuestro lado. Y hay todo un proceso por delante. Como en la vida.


La película se estrena bajo el signo de Acuario, por cierto, a últimos de enero. Y está dirigida por un Aries. La autora de la obra en la que está basada la película -Instruct my Sorrows- fue Clare Jaynes.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario