27 marzo 2019

Oraciones y plegarias, meditando con Saturno




Querido Saturno que en mi Carta Astral estás, he decidido colaborar contigo e intentar permanecer cada vez más atento/a a todo aquello que deseo retener, a lo que me aferro para sentirme seguro/a, prestar atención a cuando vivo en tensión procurando ser responsable y producir; escuchar esos pensamientos que me conectan más a la muerte que a la vida, por tanto más a la inmovilidad que a la flexibilidad, es decir, más a la tristeza que a la alegría, al miedo en vez de al amor, al derrotismo en vez de a la creatividad y a la fantasía ingeniosa que encuentra salidas siempre de nuevo a la luz y a la expansión gozosa.


Queridos Seres de Luz y Sabiduría, con amor incondicional me acompañáis en este viaje como ser humano y sé que en cada momento favorecéis mi bienestar, me apoyáis inspirando cada paso que quiero dar para seguir conociéndome y dando sentido a mi vida y colaborar con el programa Divino.



Querido Saturno que me llevas a indagar porque creo no poder, a desmontar el esquema de por qué creo que va a ser difícil y con esfuerzos, qué mal te sabemos utilizar, porque tu facilitas que economicemos energía y aprendemos a ello planificando poco a poco. Los resultados ahora no son tanto porque se luche mucho, porque se desgaste mucho, no se nos pide autodestruirnos ni sobrevivir medio dormidos, por ahí nos encontramos lo lógico, cansancio y frustración.


Es tan sencillo desde la Sabiduría no correr tanto a un lado y otro, sino aprovechar la oportunidad una vez que sabemos adónde queremos llegar.


Por tanto, sí, decido evacuar de mi organismo aquello que es tóxico e ir liberándome de adicciones perniciosas para el cuerpo a la vez que permito a las aguas cristalinas de luz limpiarme, a la vez que comparto emociones, a la vez que hablo de aquello que me está causando bloqueo porque me hace sentir encogido, si lleno mi mente de palabras sabias, de imágenes bellas, de sonidos sublimes que dan alegría y fuerza, sé que todo aquello que en mi cuerpo y en mi mente producen muerte, paralización, dolor, desaparecerá paulatinamente.

Querido Dios Padre-Madre, gracias por acompañarme en este viaje evolutivo de transformación y servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario