02 marzo 2019

El Sol, el corazón, el amor, la salud



¿Cuándo hay amor? ¿Cómo es eso de amar, qué es el amor y cómo se expresa y qué cualidades tiene?

Estas cuestiones son importantes porque el Sol está relacionado con:


Vitalidad - Corazón - Salud- Alegría


Hoy nos centramos unos momentos en la energía arquetípica del SOL, cada cual en el signo que lo tenga con sus matices, pero ahora nos interesa centrarnos en lo que representa y que lo expresemos de manera equilibrada para no enfermar, para vivir plenamente saludables. ¡Vamos a intentarlo! ¿Verdad?



Lo primero, si observamos su glifo: círculo y punto en el centro. Ya nos dice todo, sencillas pautas para mantener nuestro bienestar interior, no olvidar nuestro origen. Formamos parte del círculo, el Espíritu, lo infinito de la creación, y hemos de permanecer conectados al punto, al CENTRO, a la Fuente, cada día hacer nuestra conexión con la energía cósmica, con el Gran Sol que nos guía y nos recuerdo el sentido y la misión de nuestra existencia: aprender a Amar-nos y Amar-te.
Conectados nuestras posibilidades son infinitas.

Tal vez, a veces, tal vez, enfermamos porque el corazón se va encogiendo en nuestro interior, no le escuchamos, no dedicamos tiempo a sentirle, a darle afecto, a reconocer su  importancia, a atender sus necesidades, pero siempre podemos recuperar la fuerza vital, podemos volver a activar la energía de Fuego del corazón en equilibrio, volvemos a encender la llama del AMOR.


Veamos algunas sugerencias en relación a la expresión de cada planeta y al amor, los planetas con sus tendencias desbordantes que nos conducen a experiencias de sufrimiento, y sus tendencias equilibradas, expresiones evolucionadas que nos llevan a un gozo interior sosegado.






Y hay muchas clases de amor, expresiones del amor, campos de expresión de la energía del amor, porque el amor se expresa entre hermanos, amor fraterno; se expresa entre amigos en el campo de la amistad. El amor se expresa en pareja, el amor romántico. El amor se expresa entre padres e hijos. El amor en la familia. El amor se expresa entre compañeros de trabajo. El amor se expresa hacia nuestros animales con quienes convivimos y hacia aquellos a quienes protegemos y cuidamos, velamos por su bienestar aunque no vivan en casa. El amor se expresa en actos compartidos en comunidades para ayudar a otras personas, como amor fraterno sublimado más allá de la familia de sangre, comprendiendo que formamos parte de la familia humana. El amor se expresa por la Tierra, por el planeta y todo lo que contiene que nos es regalado para que podamos crear una condiciones favorables para todos, una vida feliz en la abundancia y la belleza. ¡Y podemos seguir!

El amor, junto con cuidados prácticos respecto a hábitos de alimentación, ejercicio, que también son parte del amor a uno mismo, al propio cuerpo físico, crea unas pautas mentales y emocionales adecuadas para poder mantener la salud en todas sus expresiones, o recuperarla cuando la perdemos.

Veamos algo de todo esto, son sugerencias que inspirarán otras sugerencias en ti. La creatividad abre caminos nuevos para cada uno de nosotros.



Amar, sin miedos (Plutón),
Amar, sin culpas (Saturno),
Amar, sin exceso de pasiones que llevan al conflicto (Venus-Marte),
Amar, sin dependencias que nos apaguen y debiliten (Neptuno),
Amar con lucidez, para evitar desengaños y frustraciones (Neptuno)
Amar, sin sentimentalismo caprichoso (Luna),
Amar, sin pretender ser reconocido con orgullo por ello (Sol),
Amar, sin imponerse (Sol),
Amar, sin impaciencias (Urano),
Amar, sin dejarme llevar por el ansía de novedad y cambio (Urano).


Amar y aportar alegría profunda (Sol),
Amar y aportar entusiasmo, confianza (Júpiter),
Amar y potenciar en el otro la fe (Júpiter),
Amar y fomentar su coraje y fuerza interior (Marte),
Amar, cuidarnos y cantar y bailar con tranquilidad gozosa juntos (Venus),
Amar y escuchar atentamente (Mercurio),
Amar y observar para poder responder adecuadamente (Mercurio),
Amar generosamente (Júpiter),
Amar con sabiduría (Saturno),
Amar con libertad y en la libertad, el respeto siempre a lo diferente (Urano).



Cuanto más amor, bondad haya en cada uno de nosotros, menos sufrimiento y enfermedad habrá en el planeta y en la humanidad. ¿Verdad?. Ahora nos corresponde trabajar por ello, cada día. ¡Merece la pena!







¿Sabías que el elemento al que corresponde el signo donde está tu Sol es muy importante para mantenerte en un estado saludable de equilibrio? Ya sabes, junto a las mencionadas pautas adecuadas de alimentación, descanso, higiene, esto es lógico y sensato.

Si tu Sol está en un signo de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) será importante que des una adecuada expresión a tus sentimientos, que los reconozcas, hables de ellos y compartas tu sensibilidad, que disfrutes cuidando, acompañando, comprendiendo. ¡Y lo mismo para ti! No te olvides de ti. El lema de estos signos puede ser actuar según siento, la empatía y la sensibilidad bien encauzadas son grandes dones imprescindibles.

Si tu Sol está en un signo de Aire (Géminis, Libra y Acuario) es importante que tengas amistades, que comuniques, que te dejes inspirar en las relaciones por tus ideales, que salgas, que des paseos, que participes y aportes con tus ideas inspiraciones positivas a la comunidad, a las personas cercanas. Cultivar tu mente y mejorar tu comprensión y la de otras personas desde la razón, el sentido común. El lema es pensar antes de actuar. Pero la razón no lo es todo. ¡Somos humanos muy completos!

Si tu Sol está en un signo de Fuego (Aries, Leo y Sagitario) es importante que te mantengas activo, que hagas ejercicio, acorde a tu nivel de energía más fuerte o suave, pero que no te quedes encerrado. Es importante escuchar tus metas y aspiraciones y trabajar para alcanzarlaas. El lema de estos signos puede ser actuar y luego pensar. Que la pasión excesiva, el impulso desmesurado y ciego no nos estropeen la vida. Cada signo de Fuego tiene como opuesto y complementario uno de Aire: Aries-Libra, Leo-Acuario, Sagitario-Géminis.

Si tu Sol está en un signo de Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) es importante que aprendas a ser práctico, útil, a disfrutar con los sentidos de manera equilibrada, puedes compartir muchas de tus cualidades con otras personas que se enriquecen contigo, disfruta con tus responsabilidades. El lema de estos signos puede ser actuar si es productivo, si genera beneficio material. Para ser felices también hay que aventurarse más allá de lo que vemos, oímos, palpamos, hay que atreverse con el sentir. Cada signo de Tierra tiene como opuesto y complementario uno de Agua: Tauro-Escorpio, Virgo-Piscis, Capricornio-Cáncer.


Deseo que estas pequeñas pautas te inspiren para seguir aprendiendo a cuidar tu salud, a comprender y escuchar y vivir más cerca de tu corazón, donde está la fuerza vital que hemos de mantener en equilibrio. ¡Arriba los corazones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario