21 febrero 2019

El signo de Piscis - Diálogos reveladores

SANANDO EL ALMA









Personajes:

Piscis (PSC) y Luz de Amor y Sabiduría (LAS)




PSC: Uf, estoy algo asustad@, estos miedos que vienen a intentar paralizarme, ¡la imaginación tiene gran fuerza!



LAS: Sí, la imaginación que puedes llevar hacia pensamientos alegres... Y esa imaginación que tanto utilizas para tus trabajos creativos.



PSC: Reconozco que estos miedos vienen de mi inseguridad y que ésta se produce si me quedo en imágenes negativas de quién soy, además, sé que esa percepción no es real, proviene de ese personajillo interior que intenta sabotearme a menudo, pero ya nos vamos conociendo él y yo.



LAS: Esto me alegra. Porque ya te veo que vas avanzando al respecto, dándote permiso para reconocer tus talentos, no sólo los que sirven para el mundo práctico, sino todos aquellos que son imprescindibles para vivir las emociones que tienes como ser humano y la energía que emanan.



PSC: La realidad, el mundo práctico, cuántos contratiempos surgen en este mundo de materia densa.



LAS: ¡Oh! Vaya, ahora habla el personajillo que se siente víctima de la vida, el de los “no puedo”. Perdón que sea tan directo... ¡y burlón!



PSC: ¡Jajá! ¡Tienes razón! Una vez más. Pero le vamos a parar la carrerilla que iba a tomar. Y no me enfado por ello conmigo. Son tendencias que percibo. Pero no soy sólo eso. Llevo tiempo combinando mis ideales románticos con los quehaceres terrenales, y es verdad, cada día un poquito, cada día combinando lo que menos me gusta hacer –como fregar los platos, poner la lavadora, cocinar, planchar, etc.- con lo que realmente disfruto y me nutre: dibujar, cantar, bailar, inventarme historias fantásticas, viajar, ¡soñar!



LAS: Todo eso está genial, alimenta tu “espíritu”, elegir actividades y personas que nutren tus raíces del Cielo es esencial para mantener tu alegría y bienestar. Por cierto, qué película más bonita escogiste anoche para ver. También de una persona nacida bajo el signo de Piscis.




PSC: ¡El ceniciento! Sí, verdad, Jerry Lewis era extraordinario en todas sus facetas y talentos. Parecía que no se enteraba de nada, y vamos que sí sabía. Sabía de amor, de sacrificio, de desapego de lo material, sabía conectar con otras realidades, sabía de verdad disfrutar de la vida. Ese deleite que me proporciona el cine, ¡evadirme de tanta realidad y pragmatismo!



LAS: Cuidado con las dosis excesivas, llevan a dependencias y a escapismo.



PSC: Sí, sí, lo tengo presente. Pero ya no es eso, quiero inspiración y estas películas tienen lo necesario para ello. Ya sabes que luego soy buen trabajad@r y asumo mis responsabilidades, cuido mi cuerpo. En fin. Que también cuido mis "raíces" en conexión con la Madre Tierra.



LAS: Sí, bien, bien. El Arte favorece a los humanos estados de equilibrio, esas obras que consiguen devolveros el entusiasmo, sobre todo a las personas que sois más sensibles y empáticas. Haces bien en seleccionar lo que ves, oyes, sientes porque todo cuenta para mantener la serenidad, tu fuerza interior, así ya no necesitáis evasiones, aún menos malsanas.




PSC: Sobre todo teniendo en cuenta que luego lo puedo compartir y enriquecer a mis amistades. El otro día estuve en ese Concierto de Gospel en el pueblo de la familia de mi marido, ¿te acuerdas? Fue un regalo grande de cumpleaños. Qué voces, qué ritmos, qué mensajes, el corazón se pone alegre y así es fácil luego mirar, y permitir que a través de la mirada, el corazón envíe rayos de agradecimiento y amor a la Vida y a cada ser con el que interactúo.



LAS: Cuidadín, cuidadín, que te estás exaltando, y volvemos al exceso de emoción.



PSC: ¡Jijiji! Ya estamos, si es que lo de la emoción es una adicción. Pero ya, ya voy encauzando estas tendencias exageradas, día a día. Voy manteniendo la mente alerta.




LAS: Pues voy a callarme porque quiero dejarte seguir escuchando esa banda sonora, es un deleite.



PSC: Sí, algunos temas son para mecer el alma. Brigadoon, una película y una banda sonora que seguro nacieron en el Cielo porque me elevan, siento que no hay gravedad bajo mis pies.


LAS: Ya sabes, no te quedes ensimismado mucho rato, como buen Piscis, es importante pasar a la acción y conectar con los demás ya que puedes transmitir y recibir la Gracia por los ojos.


PSC: ¡Sí! Ese mensaje de Ekkirala Krishnamacharya fue como una llave que abrió una puerta hacia muchas otras posibilidades para mí. Él decía que los dos peces de este signo eran descritos como “los dos ojos de la Madre que no pestañean”. Procuro no olvidar ese mensaje revelador, como Piscis que soy. Cómo me llego al alma la historia de las larvas de un tipo de pez de Océano que son incubadas por las miradas de la madre. Sí, procuro hacer ese ejercicio en numerosas ocasiones cuando paseo, mirar a las personas transmitiendo la Gracia, desde mi conexión previa con Ella, claro. El asistir durante un tiempo a clases de Biodanza favoreció que perdiera la timidez y que conectara con mi corazón al pasear por las calles, que todo yo fuera un corazón radiante...





LAS: Querido Piscis, te dejo ensimismado en tu meditación, ¡hasta más “VER”!







PSC:


Ella camina en la belleza, como la noche

De climas sin nubes y noches estrelladas

Y lo mejor de lo oscuro y lo brillante

convergen en sus rasgos y en sus ojos

Así, suavizados bajo la tierna luz

Que el cielo al llamativo día niega.





No hay comentarios:

Publicar un comentario