07 enero 2019

Luna Nueva en Capricornio, enero 2019 – Urano Directo en Aries



  


Queda curvo el firmamento,
Compacto azul, sobre el día.
Es el redondeamiento
Del esplendor: mediodía.

Todo es cúpula. Reposa,
Central sin querer, la rosa,
A un sol en cénit sujeta.
Y tanto se da el presente
Que el pie caminante siente
La integridad del planeta.


Perfección, de Jorge Guillén


Empezamos esta semana con la Luna transitando el signo de Acuario, regido por Urano, y hoy ya Directo, a 28º de Aries, con el que hacía aspecto de quincuncio Venus ayer durante la Luna Nueva en Capricornio. Este contacto nos ha hecho más conscientes respecto a las relaciones que sostenemos, y que podremos iniciar en este mini ciclo lunar. Conscientes de nuestra necesidad de decidir sin coacción, conscientes de las cadenas que nos auto imponemos en muchas ocasiones y de la motivación para hacerlo y cómo resolver estas situaciones; conscientes de nuestra soledad aceptada, esa soledad en la que nos damos cuenta de las diferencias que nos pueden separar si somos radicales, pero enriquecedoras si hacemos por ser tolerantes, comprensivos y pacientes, con nosotros mismos, con las trampas de nuestro pequeño ego tiránico, y con los demás en el día a día. También nos facilita el ser muy conscientes de los ideales comunes que nos unen, de lo esencial, de lo que podemos hacer juntos en potencia si decidimos colaborar con respeto y, en muchas ocasiones con cariño será todavía más agradable.





Este aspecto se forma entre Venus en Escorpio y Urano en Aries, entre el elemento Agua y el elemento Fuego, ambos intuitivos, pero con muchos matices esta intución. En Escorpio cuando las relaciones no van bien, cuando hemos cometido un fallo o lo comete alguien del entorno la tendencia es caer en la tentación de corresponder desde la emoción de enfado con ideas de venganza, peor aún, con actos crueles para hacer daño, lo cual nos conduce a una espiral de malestar interior y de actos y consecuencias que traerán más problemas y situaciones de conflicto, situaciones críticas y, por lo tanto, sufrimiento. Tenemos en cuenta que en el Novilunio hay una cuadratura entre Júpiter y Neptuno, idealismo extremo en pugna, pero también encuentro con personas dispuestas a ir en su propio provecho, “comodonas”, si las dejan, engañar. Lo cual puede dar reacciones tipo justiciero, que tampoco es lo adecuado, volvemos a los extremos. Sagitario y Piscis –Fuego y Agua otra vez, así que los sentimientos de víctima y verdugo será propicio sanarlos, y habrá circunstancias que vamos a vivir, habremos vivido, para ser conscientes de por qué nos han engañado, de cómo hemos sido tal vez perezosos, auto indulgentes, o decidimos confiar ciegamente sin implicarnos responsablemente en atender a situaciones y a personas que era nuestra obligación supervisar, sin distraernos, sin abandonar la situación al “destino”, la “suerte”. “No echéis vuestras perlas a los cerdos”, fue un buen consejo que nos dejó el Maestro (Mt. 7, 6).
Agradezcamos también todas las ayudas, todos los buenos frutos que nos hemos ganado con nuestro trabajo y esfuerzos a lo largo de los años, sepamos disfrutar de lo que nos merecemos, de los que nos fluye fácilmente.

Desde Aries se responde ante la incomodidad o los conflictos con ira, con alguna palabra o gesto, incluso puede que acto agresivo pero sin un trasfondo que lo alimente, es algo más espontáneo e impulsivo, y aunque parezca incontrolable, sí lo es porque somos seres inteligentes en busca de mayor sabiduría y armonía –el polo opuesto de Aries, Libra- que sabemos que es lo que de verdad nos conviene para estar felices. De esto se trata, de ser conscientes de nuestras emociones durante la influencia del eclipse parcial de Sol.

El Nodo Norte está en Cáncer y nos enfocamos en todo aquello que es nutritivo para el cuerpo, la mente, el corazón, el espíritu, nutrir y ser nutridos, cada día pero sobre todo en tiempos de crisis qué importante es ofrecer una mano que colabora, una palabra que anima, un corazón que escucha, una oración que favorece el proceso, todo aquello que pueda aligerar la carga, cualquier regalo que haga sentir más fuerte al otro y que estimule su contacto con su poder personal e inventivo, crear la propia vida con sentido. Para estar nutrido adecuadamente también en ocasiones habrá que saber decir "no", escuchen su corazón, escuchen sus intuiciones, sean conscientes de su sensibilidad.

En esta Luna Nueva Plutón sucede a las luminarias, Saturno precede con su sentido del rigor y de la perfección, del trabajo y del compromiso, también de la rigidez, atención. Sabemos de Plutón que su energía puede influirnos para actuar de una manera más polar, también las luminarias hacen sextil con Neptuno, que en su vertiente menos evolucionada pudiera provocar actitudes extremas, tendencia a las quimeras y desilusiones. Seamos pues conscientes de si hubo algo de estas influencias contaminando, digamos, nuestras pautas, nuestro mundo interior, nuestro mental. Como es un sextil seguramente habrán sentido, y sentiremos, ayudas físicas y no físicas, sabremos apreciar la unidad respecto a aquello que es igual y poder alcanzar asimismo la unidad en la diversidad. Hay algo que nos puede sustraer del “encantamiento” de las energías involutivas cuando tendemos al conflicto y la separación, hay muchas cosas, pero una de ellas va a ser el unirse con más fuerza cuando llega alguna vivencia difícil provocada por un agente externo, por una persona, por un hecho, por nosotros mismos, y si nos huele a falta de justicia, a engaño y hay que hacer algo, asumir la vivencia juntos.





Para no extenderme más en estas reflexiones e ir extrayendo provecho de los desencadenantes de la Luna Nueva de enero 2019 y del eclipse parcial de Sol, por último volver a recordar la importancia de Urano en estos días para ser conscientes de nuestra creatividad, de nuestro “genio” esencial. Algunos puede que estén viviendo una nueva forma de vida, en un nuevo barrio, ciudad, entorno, conocido, familiar, o completamente nuevo y extraño, pero es tiempo de recordar aquello que nos caracteriza de manera particular. Para aquella persona que haya hecho mudanza, por ejemplo, -como ha sido mi caso- recordar cómo uno tenía decorada la casa que se ha dejado ahora que se tiene por delante una “página en blanco” puede resultar inspirador para darse ánimos y tener fuerza, coraje, valor, perseverancia, paciencia e ir trabajando para crear el nuevo hogar, en todos sus aspectos, no sólo en lo superficial, es comprender lo representativo de uno mismo y que resultaba del orden que se tenía y el que se va a crear en adelante. Por ello es necesario asumir la soledad esencial, de la que hablaba Jeff Green, ante la crítica (Saturno), cuando pudiera faltar el apoyo grupal basado en vínculos comunes de ideas e intereses.

2 comentarios: