17 diciembre 2018

Conectar con la energía de Fuego – Activar el Sol interior




¡Buenos días! ¡Buen inicio de semana!

Que hagamos con nuestra inteligencia, sabiduría, bondad, buenas intenciones, mejores acciones, poniendo entusiasmo en lo que hacemos, capturando pensamientos positivos y apaciguando nuestra mente, serenando nuestras emociones, hacer una semana deliciosa. ¡Generemos momentos agradables con nuestra creatividad!

La Luna está en Aries, a 15º cuando busco su posición ahora, así que va hacia el sextil con Plutón en el día de hoy.
El Sol a 25º de Sagitario, es decir, van al encuentro las luminarias, hacia un trígono (Sol y Luna en signos de Fuego).

Conectémonos entonces con esta energía, que en algunas Cartas Astrales puede ser deficiente, baja o inexistente por la repartición de los planetas en los signos, en las Casas por ejemplo, o potenciémosla, incluso tal vez hay una progresión por este elemento interesante para equilibrar el recuento total deficiente de la Carta Astral.





El FUEGO está en relación con la acción, pero habremos de tener cuidado con la emoción de la cólera y todo pensamiento que la alimente. Cada una de nuestra aspiraciones espirituales puede guiarnos en este día para comprender situaciones, a personas y en la toma de decisiones importantes, a corto o medio plazo.

Por el signo de Sagitario están transitando ahora no sólo el Sol, también Mercurio y Júpiter, por el primer Decanato. Es decir que este signo y los otros de Fuego, Aries y Leo, están siendo fuertemente influenciados. Es tiempo de comprender, de autoafirmarse, desarrollar asertividad, dialogar, ocuparse de documentos, mejorar en la medida de lo posible las relaciones con los hermanos/as y otros familiares cercanos, primos/as si se tiene relación con ellos habitualmente, es tiempo de compartir con ellos, de disfrutar juntos –si lo permiten.

También se pueden beneficiar y estar ocupados con estos asuntos las personas nacidas con el Sol en Acuario y en Libra. Y para personas  nacidas con el Sol en Piscis, Virgo y Géminis es el momento de hacer ajustes porque surgen fricciones que obligan, invitan, favorecen, a veces exigen, mejorar algunas áreas, ocuparse de gestiones, abrirse a nuevos planteamientos y posibilidades para vivir de acuerdo a lo que se piensa y siente, aceptar que no se puede contentar a todo el mundo y que siempre hay alguien que pudiera molestarse con algunas de las decisiones que se toman, pero si no se vive en consonancia con lo que interiormente se siente y de acuerdo a las propias ideas, el cuerpo dará señales de alarma. Por el bien de la salud, merecen la pena los esfuerzos requeridos.

Nos conectamos con el Sol interior, y con el Sol exterior que nos revitaliza, nos aclara su luz nuestro camino en la Tierra, e interiormente también conectamos con esta capacidad de comprensión y de discernimiento que surge en la tranquilidad.
Nos conectamos con esa energía solar y nos proponemos potenciar nuestra voluntad y nobleza, amor y confianza en uno mismo y en hacer lo posible por mejorarnos y mejorar nuestras circunstancias.

Somos también conscientes de cuando esta energía solar interior se desborda y tiende a la involución, que es cuando nos mostramos arrogantes, con actitud de desprecio, susceptibles, egocéntricos, orgullosos, y sabemos que estas actitudes se vuelven contra nuestra alegría interior y no benefician en absoluto nuestra salud física.

Sin embargo, y con esta energía fuerte a nuestro favor, reconozcamos abiertamente nuestros sentimientos, el análisis puede que no sea siempre fácil, falta AIRE estos días, no hay planetas activando este elemento por tránsitos y se puede tender a ser más subjetivos; observemos esa sensación incómoda que surge, tal vez no encontramos al principio nombre. Podemos pensar en su relación con alguno de los remedios de las Flores de Bach o de homeopatía. Lo importante es reconocer la emoción que incomoda y darle algún sabor o textura, color, sonido, esto es para que nos venga más información consciente y podamos sanar el esquema mental subyacente, el complejo, el trauma, el dolor que desde hace años se está liberando y del que aún quedan por barrer esas cenizas que ocupan espacio y ofuscan el entendimiento y bloquean el bienestar. Son tiempos de cambios y podemos “cortar” y liberar lo que ya no necesitamos para evolucionar. Y lo podemos hacer con determinación, sin olvidarnos de ser cuidadosos, pacientes y delicados con nuestro niño interior.


06 diciembre 2018

Luna Nueva y previsiones Astrología para diciembre 2018


Novilunio diciembre 2018

Los grandes sueños que motivan tus grandes viajes



Semanas previas a la celebración del Solsticio de Invierno el día 21, el Sol sale más tarde y se pone más pronto. El día del solsticio es el día más corto y la noche más larga del año en el hemisferio Norte; la Luna llena será el día 22, Sol a 0º de Capricornio y Luna a 0º de Cáncer; y la celebración de la Navidad el día 25.

Por otra parte, debido a la proximidad de la fecha, hemos de saber que el perihelio de la Tierra será el 3 de enero de 2019, es el  momento en el que en su órbita anual alcanza el punto más cercano al Sol, es el momento de la máxima velocidad orbital, hay una aceleración; además, en enero habrá eclipse parcial de Sol el día 6, celebración de fiesta de los Reyes Magos de Oriente. Lo examinaremos más adelante.

He aquí aquello lo más destable de la Carta astral de este novilunio de diciembre, hasta el 6 de enero 2019, siguiente Luna nueva.





- Ausencia de planetas en signos de AIRE (Géminis, Libra y Acuario), y predominio de Fuego y Agua, dos energías muy distintas.

Como hay un énfasis por carencia, respecto al elemento Aire, puede ser muy interesante trabajar nuestro aspecto mental, progresar respecto a la toma de conciencia de lo que ocurre en nuestra mente, hacer meditación, ejercicios de respiración, todo lo que favorezca la armonización en nuestra relación con el mental.

Son semanas para prestar atención a nuestra comunicación, superar carencias y dificultades habituales, avanzar a este respecto. Qué quiero decir y a quién, y permanecer en calma para saber decirlo con ecuanimidad, con asertividad si es necesario y calma, sin exagerar ni causar daño, y sin aferrarnos extremadamente en la reacción emocional que puede ocasionar el que nuestros puntos de vista no sean aceptados y/o aceptados. Al fin y al cabo la perspectiva de la realidad es muy diferente dependiendo del punto en que se encuentre cada uno de nosotros. Hay que tener las cosas claras, estar atentos para no ser subjetivos, procurar no encerrarse en uno mismo, podría faltar visión en ocasiones y alguien puede aportarnos una idea genial que nos enriquece. Tampoco permanezcamos en espacios cerrados demasiado tiempo, al contrario. Recordemos que todo intercambio positivo, con cariño, y si no, al menos con respeto, será muy beneficioso, y procuremos salir a espacios abiertos para beneficiarnos de la energía de la naturaleza, de la visión y contemplación de horizontes lejanos.

Estar receptivos y dispuestos para aprender será esencial, mantengamos el propósito de sostener la curiosidad vital ante las experiencias nuevas, a seguir la inspiración y fomentar la creatividad con lecturas, paseos, arte muy escogido para que alimente al alma, al núcleo vital interior, a la conciencia.

Atreverse a hablar de los sentimientos propios a la persona adecuada y en el momento adecuado, aunque si uno se equivoca, sólo habrá que rectificar, y para que no sea muy grande el error, que mejor que permanecer a la escucha de lo que ocurre en el mundo interior, ser sutiles, poner atención al ruido mental y al hervidero emocional propio, y a los silencios y gestos de los demás, y calmar si surge tensión, volver al cuerpo, relajar, soltar, respirar consciente.

Creo que hay temas musicales que pueden favorecer el volver a entrar en estados interiores de alegría, de conectar con la capacidad de “jugar” del niño interior. Por ejemplo, la música extraordinaria de Bert Kaempfert, nacido bajo el Sol en Libra, aunque muy cerquita de Saturno, y en conexión con Neptuno, Venus en Escorpio, y en oposición con Plutón, la Luna. ¡Música para transformar nuestras emociones!






- Cuadratura (aspecto separativo) luminarias con la conjunción Marte-Neptuno, Sagitario/Piscis.

Hemos recogido estos días la fuerza de Marte y de Neptuno. Estas próximas semanas podremos seguir actuando con determinación, ha sido y será necesario, hay asuntos de los cuales hemos de ocuparnos, pero siendo muy lúcidos respecto a cuánta energía gastamos y qué sentido profundo tiene (Sagitario) lo que vamos a hacer (Marte). La tendencia es a derrochar si permitimos que la impulsividad se adueñe de nuestra voluntad (Sol-Marte), aquí podríamos ser precipitados, ingenuos, si la compulsividad de nuestras emociones dirige nuestro mental (Luna-Sol), pero entraríamos en estado de caos (Neptuno), y se podrían dar despistes, olvidos, ¡y frustraciones!, no querer ver la realidad como es y aceptarla, así será muy conveniente reconciliarnos con ella, fluir, adaptarnos, ver otros caminos y posibilidades distintas, preguntar, informarnos. Mercurio recobra su sentido Directo a 27º de Escorpio. Es hora de que citas, documentos, contratos, acuerdos, organización de encuentros, terminar trabajos intelectuales, terminen de ser perfiladas lo más correctamente que podamos y que pongamos empeño en ello, sin precipitación, siguiendo interesante intuiciones para comprender mucho mejor y decidir entonces más acertadamente.

De esta manera evitamos en la medida de lo posible que la acción sea confusa, dispersa, influida por miedos arraigados, y de lo que se trata es de saber bien hacia dónde vamos y por qué (Sagitario), qué motivación de corazón nos guía (Neptuno), y si aparte de beneficiarnos a nosotros (Sol) conseguimos no sólo evitar dañar (Sol-Neptuno), sino además beneficiar a otras personas (Luna-Neptuno). La intención es esencial. Cuando decía desarrollar sutileza, también me refiero a estar atentos a esas señales que nos llegan respecto a posible engaños, cuando todo queda bien determinado y escrito, tal vez pueda haber imprevistos y algún fallo que otro, pero que no sea por carencia de poner atención y de emplearse a fondo para que todo salga bien con personas comprometidas, serias, profesionales, cuando se trate de un trabajo o servicio.

Buen momento para sanar heridas del pasado, revisar arquetipos de víctima-verdugo, arquetipo del “quejicoso”. Y buen momento para saber cómo podemos ser solidarios en la medida de nuestras posibilidades.

Por otra parte, estos elementos confrontados indican que seamos cuidadosos con el elemento fuego, en la cocina, o con objetos de fuego-agua, vapor caliente, no ir con prisas para que no suframos accidentes, y tal vez hubo que reparar algunos electrodomésticos o aparatos comunitarios en relación a estos elementos.

Son semanas favorecedoras para la intuición y para recibir ayudas extra, o regalos, como fruto de acciones pasadas. Si no, será el momento ahora de invertir y proceder con nobleza, reconocer cuánto podemos hacer para mejorar no sólo nuestra situación, sino la de personas a quienes apreciamos y queremos, y más allá aún, de personas que no conocemos, pero a través de grupos, pudiéramos aportar algo para mejorar su existencia, pequeños granitos de arena, colaboraciones, acciones así alimentan nuestra esencia profunda.


- Cruz Mutable.
La cuadratura se produce entre Sagitario y Piscis, Fuego y Agua, el primero es yang, positivo, y el segundo yin, femenino en su polaridad energético y son dos elementos que predominan en este novilunio.

Respecto a la Cruz Mutable (integrada por Géminis, Sagitario, Virgo y Piscis), energía en movimiento que permite salir del estancamiento, por tanto circulación, interacción, en ella la personalidad valora tanto la libertad, pero ha de integrar el sentido de los límites y el compromiso, es fácil ser flexibles, pero hay que tener precaución respecto a la inestabilidad, la indecisión, el comportamiento superficial, “sí, pero no”, sin irnos a los extremos, intentemos hacer síntesis y ser congruentes.

Son dos signos muy idealistas, aunque uno es más dinámico y el otro tiende a ser más flemático. El primero es más temerario y apasionado, así que está dispuesto a grandes aventuras y a asumir riesgos, puede haber mucha ambición y un sentimiento de superioridad exagerado.  Piscis posee un gran sentido del sacrificio y una orientación mística, aunque a veces tiene que cuidarse para conseguir ser práctico y no dejarse manipular, adoptar un rol pasivo, pero ambos signos pueden volverse muy fanáticos.
Es importante entonces revisar cuándo se puede uno volver demasiado activo, o demasiado pasivo, y llegar a un equilibrio. Evitar querer abarcar demasiado, porque en el camino se puede pasar al otro extremo, no querer hacer nada.


- Mercurio quincuncio Urano.
Que nuestros intercambios sean lo más tranquilos, hagamos para que sea posible, porque pueden unirnos ideales comunes, y esto hemos de reforzarlo. Toda tendencia al fanatismo, a la rebeldía compulsiva es un desgaste inútil. El quincuncio se produce desde Escorpio hacia Aries, Agua-Fuego, por lo que la influencia de emociones intensas conduce a acciones rápidas, pero si son emociones perturbadoras podemos tomar decisiones drásticas de las que podemos arrepentirnos después, sobre todo si hay una motivación interna de rabia, cólera, resentimiento, enfado, venganza y el propósito, reconocido o no, fuera dañar, aunque sólo sea con el pensamiento o la palabra, sabemos que como el boomerang se vuelve en contra, potencia el malestar interior de quien dirige inapropiadamente la energía.

- Venus en oposición a Urano.
Aspecto separativo. También nos indica situaciones que acabamos de vivir en cuanto a relaciones, ajustes en las relaciones, relaciones que pueden distanciarse, no sólo por conveniencia mutua, o por una de las partes que se da cuenta que el conflicto y tensión son insostenibles, sino tal vez por circunstancias de la vida.
En muchas ocasiones hemos experimentado que a pesar de cierta distancia física, en los kilómetros que nos separan de seres queridos, la corriente que une corazón con corazón, alma con alma, la resonancia kármica, es tan intensa y fuerte que la relación sigue alimentándose en el tiempo, de una forma u otra, el vínculo se mantiene en el tiempo porque se sabe, se vive, se valora que merece la pena.





En otras ocasiones, lo que una valora (Venus) y en consecuencia las decisiones que toma en su vida, pueden entrar en conflicto con los ideales de la otra persona, no tiene por qué haber separación radical, depende de cada parte, al contrario, si los ideales y valores son comunes puede reforzarse la relación en el mutuo respeto y apoyo desinteresado, pero depende de la madurez emocional y del sentido elaborado de responsabilidad de cada parte. Si permanecemos abiertos, escuchando al corazón, la intuición nos guiará para seguir manteniendo relaciones preciosas para beneficio mutuo.
A evitar, la agresión rabiosa o el querer someter al otro, ceder para ser aceptado sería un gran error, ser consciente de ello es tan importante como evitar forzar.


- Plutón en Capricornio, Júpiter en Sagitario y Saturno en Capricornio, planetas desconectados en la figura de aspectos. Estas posiciones sería interesante analizarlas para una persona. Para este período me inspira que habremos de estar muy alertas en cuándo y cómo utilizamos estas tres energías planetarias, su expresión arquetípica, así como la de los signos, Capricornio y Sagitario.

Plutón es nuestro poder de regeneración. Después de cada crisis salimos fortificados, liberados,nos sentimos más ligeros y valientes. La purificación, reparación, toma de conciencia de aquello en lo que pudimos ser mejores es muy importante.

Plutón también es una energía que tiende a un exceso de control, llegando incluso a la manipulación. Semanas entonces para ver si a veces nosotros entramos en esta dinámica, o qué relación o relaciones mantenemos en esta dinámica, o si en el día a día vivimos así sin darnos cuenta y repercute negativamente en nuestra salud, relaciones y otros campos de experiencia.

Con Saturno podemos centrarnos en el sentido de la responsabilidad y reflexionar si nos excedemos o si hemos de desarrollarle en algún campo de experiencia concreto.
También es un buen indicador para fomentar nuestra capacidad de concentración, desarrollar mayor prudencia, sobriedad, y revisar cuándo, por qué actuamos de una manera rígida.
Será también un buen momento para que aclaremos interiormente qué esperamos de las figuras de autoridad en quien delegamos nuestro poder, o a quienes pagamos para que realicen tareas concretas, y si queremos que todo siga igual o podemos hacer algo para mejorar algunas situaciones.

Con Júpiter queremos disfrutar, pero también es un planeta que facilita desarrollar el sentido del deber moral.

También pueden ser unas semanas para estudiar acerca de ideales religiosos, políticos o filosóficos que nos aporten mayor sabiduría y libertad y contribuir al mayor bien de otras personas de nuestro entorno, si son los correctos sentiremos el impulso consciente de ser generosos porque somos conscientes de la abundancia para todos. Pero no lo haremos por complacer y de una manera extravagante, sino con organización, desde la integridad y la honradez. Así, sí, merece la pena y la inversión de tiempo, cariño y esfuerzo.

Último mes de este año. ¡Feliz novilunio de diciembre 2018!




Come miel, hijo mío, porque es buena,
 y el panal es dulce al paladar.
Así también, la sabiduría es dulce a tu alma.
Si la encuentras, tendrás un futuro brillante,
y tus esperanzas se realizarán.

Salomón. Eclesiastés 24, 13.




01 diciembre 2018

Bendiciones para y durante este mes de diciembre 2018


Empezamos el mes de diciembre con la Luna terminando de recorrer Virgo, que nos ofrece el enfocarnos en el desarrollo de la virtud más importante, la de la caridad, amor fraternal (agapë), para ello es necesario inclinarnos algo más al desapego.

A partir de las 16:00 (Madrid)  horas empieza a transitar el signo de Libra, que nos invita a desarrollar el sentido de la moralidad en nuestra actitud y comportamiento. Es decir, pongamos atención aún en aquellas obligaciones que requieren organización, detalles, respecto a nuestro bienestar, alimentación, descanso, limpieza, aseo, ejercicio adecuado, para nosotros mismos y para colaborar y ayudar a otras personas. Y ya por la tarde, descansemos y disfrutemos, es tiempo para dedicarse a disfrutar de la belleza y a reunirse en armonía, crear puentes entre los corazones y las mentes, reforzar aquello que nos une, limar asperezas, cooperar, y en equilibrio crear situaciones agradables que nutran mente, cuerpo, corazón y alma.

La próxima Luna Nueva del 7 de diciembre será en el grado 15 de Sagitario, que según la simbología atribuida en el libro de Janduz Nicolaus, expresa una orientación grande hacia el estudio, el intelecto está activo, hay que saber de esto, comprender aquello, consultar lo otro, ir lejos en la búsqueda de conocimiento, ampliar mucho la visión; pero tal vez el exceso de agitación mental, una vida tan orientada a lo intelectual, pueda conducir a cierto caos y desorden en el plano material. A nosotros corresponde si es tolerable, o si hay que poner orden y disciplina. Mercurio en su movimiento aparente recupera el ritmo “Directo”, así que a lo largo de los próximos días el tiempo dedicado a los asuntos y documentos administrativos, estudios, planificación de agenda, papeles, pequeños traslados para hacer gestiones o visitas, tiempo compartido con hermanos (primos y vecinos) todo ello será muy significativo e importante no sólo en lo práctico, con la energía de Sagitario estamos tratando de una orientación universal, de todo aquello que alimenta al alma, al espíritu y por tanto nos confirma y aumenta la alegría interior. Pero aún quedan días por delante, y ampliaré esta información acerca de la próxima Luna Nueva, puesto que bajo su influjo viviremos la celebración de las fiestas de Navidad y llegaremos a fin de año según el calendario gregoriano.

Este mes de diciembre comienza por sábado, en relación con el planeta Saturno, en la tradición espiritual cristiana en relación con la Virgen María; en la tradición budista, en Tailandia, en relación con el Buda Phra Naphork, un buda protegido por el rey de los nagas, Muchalinda, y que nos ampara respecto a los elementos. Este día está asociado al color violeta (también al azul).

La energía de Saturno, que ahora influye más intensamente a las personas nacidas bajo el signo que gobierna, y también a Capricornio, a Cáncer, Libra y Aries, es de introversión, es de naturaleza fría, contrae, y es necesaria para que podamos desarrollar sentido de la responsabilidad, moderación, disciplina, maestría respecto a la expresión exacerbada de nuestra emotividad -sentimentalismo, dependencia infantil-, de nuestros impulsos agresivos -ira, rabia, cólera-, de nuestros deseos exacerbados de disfrutar de manera absolutamente egoísta. El contacto actual Saturno-Neptuno favorece que podamos materializar sueños e ideales, que estemos atentos a la forma y materia a la vez que conectamos con energías del "cielo", que podamos materializar inspiraciones artísticas, que podamos sanar problemas físicos que habían venido siendo "crónicos". Que aprovechen Escorpio y Piscis porque les favorece, y por supuesto, Virgo y Tauro, pero con Saturno siempre hay que estar muy atentos porque también inclina a querer alcanzar lo perfecto, tanto respecto al propio comportamiento, como a exigirlo de los demás, y forzar demasiado puede que nos impida ver oportunidades y acoger con calidez, puede que el exceso de rigor termine por aislarnos ya que no terminamos de estar suficientemente preparados. Como siempre, moderación, y regular con la energía de Júpiter, más optimista y despreocupado, y de Marte, para no quedarnos bloqueados y actuar. Sepamos conservar siempre la alegría interior y potenciarla con todo aquello que la favorece, la duradera, sobre todo, agradecemos las efímeras alegrías, pero seamos sabios para dedicarnos a las que no desaparecen fugazmente, a las causas de las alegrías profundas y plácidas, imperturbables a pesar de los cambios.

Sólo hemos de dedicar un tiempo a conectar con la sabiduría, porque Saturno nos conduce a ello, a la maestría, por ello hemos de parar y serenarnos y conectar con las fuerzas que dan origen y sostienen la manifestación de la Vida en la Tierra.