04 noviembre 2018

Saber vivir y domesticar a Plutón


Uno de los contactos que hará la próxima Luna Nueva (7 de noviembre, en el signo de Escorpio) será con Plutón, en sextil. Así que es un buen momento para analizar a este planeta, el más alejado de la Tierra.



Ideograma de Plutón
Cruz, Luna, Círculo



Respecto a lo que voy a comentar ahora, será fácil que las personas nacidas bajo el signo de Escorpio puedan identificarse en algún grado.
Pero primero veamos que Escorpio es un signo que pertenece a la Cruz Fija, junto con Leo, Acuario y Tauro, Cruz que se corresponde con la energía del Tercer Rayo, es el de la Inteligencia Activa, cuyo pensamiento orienta hacia el éxito y el beneficio, utilizando la energía de manera lógica y metódica, hay desgaste mental, y si hay armonía se actuará con prudencia, dando importancia a lo esencial; pero en su expresión distorsionada puede haber densidad mental, descuido de detalles, ansia por la fama, lo material, vivir en un mundo de ilusiones, fantasías, de turbación del intelecto. Se requiere por tanto un trabajo interior grande para mantener la serenidad y vivir inspirados por la energía del amor, actuar honestamente, al menos con la mejor buena voluntad, aprender a colaborar con rectitud y honradez.

Plutón es el planeta que rige a Escorpio, y en muchas cartas astrales hay contactos de planetas con él, muy importantes los del Sol y la Luna, pero sin desdeñar los de Mercurio, Venus y Marte.
Realmente Plutón es una de las energías que más favorecen el trabajo personal porque su influencia no resulta fácil de vivir debido a su intensidad, en todo caso siempre va a constituir un estímulo para buscar y mantener la paz interior mediante la sabiduría, porque valor, tenacidad, fortaleza y coraje son propios de Plutón.


Por una parte, Plutón es una energía que cuando influye en la personalidad de manera armónica facilita, incita a abrir caminos nuevos, siempre son necesarios para no anquilosarnos, estamos continuamente en evolución y cambio.
Pero también inclina mucho a la rebeldía, por lo cual la personalidad puede demostrar comportamientos extremos, asumir peligros exagerados que le pongan en contacto próximo con experiencias de muerte. La persona  cuestiona todo y habría que saber conducir esta influencia para que no resulte destructora, para sí misma y o respecto a su convivencia con los demás, sería la manifestación de un comportamiento asocial o perverso.

Interiormente una personalidad influida por Plutón puede sufrir muchas angustias, habría que hacer un trabajo terapéutico en muchos casos para superar la depresión, incluso la tendencia al suicidio. La energía de Plutón nos ancla a la Tierra y hemos de hacer paralelamente un trabajo de transformación, de ascensión hacia lo luminoso, del primer ckakra en ascensión hacia el séptimo chakra, la energía vital ha de recorrer con armonía todo el canal principal y sus ckakras.

Cuando la energía de Plutón es fuerte en una carta astral conviene que se mantengan altos los niveles de dopamina y serotonina, mediante la homeopatía, la alimentación, rica en antioxidantes, y otros recursos convenientes.

Uno de los colores que se asocia a este planeta es el negro, y de este color es el pigmento oscuro conocido como neuromelanina, presente en algunas células, tiñe con la edad el mesencéfalo, las neuronas de la “sustancia negra”. Parece ser que las neuronas de dopamina son bastante copiosas en la sustancia negra compacta, estas neuronas están en relación con el movimiento y la orientación. Algo muy importante en relación al trabajo con Plutón, su gran influencia en nuestras emociones, cómo cuidar para no quedar bloqueado o “secuestrado” por ellas, y cómo por ello podremos dirigir, discernir y utilizar convenientemente, positivamente nuestro poder para movernos y orientarnos en la vida sin perder el rumbo, o retomarlo enseguida para evitar catástrofes.



*Lecturas recomendadas*

“La astrología y los siete rayos”, de Bruno y Louise Huber.
“Plutón”, de Jeff Greene

No hay comentarios:

Publicar un comentario