10 octubre 2018

El signo de Escorpio y los procesos alquímicos emocionales


Al pasar Mercurio a transitar el signo de Escorpio, a 0º hoy, junto con la Luna –en 24 horas habrá llegado al grado 15º-, nos encontramos con 4 planetas en este signo, muy cerca, a 10º R se encuentra Venus, y a 23º Júpiter. Recuerda este sector de tu carta astral porque es importante en este momento, además acabamos de tener Luna Nueva en Libra, y sobre todo resultará muy interesante si se encuentra en alguno de estos grados uno de los Nodos de la Luna, o alguno de estos planetas ya que significa la revolución o retorno del mismo.



Buen momento para la transformación de sufrimiento, presente o pasado, de esta vida o de otras vidas, a través de la experiencia de la realización de una gestión, una comunicación, llamada, o un escrito o documentos importantes, un desplazamiento corto; también en relación a vivencias con hermanos, primos, vecinos nos llega un pequeño impacto emocional; también en relación a asuntos de la familia, al patrimonio, a la vivienda, al cuerpo y su biología, a nuestra infancia; puede que estemos viviendo una etapa crucial en referencia a alguna relación de pareja. Estos son algunos ejemplos.

Este dolor que aparece ahora nos puede llevar a un Renacer interior, a condición de que no nos quedemos bloqueados, adictos al drama, a la intensidad de la emoción y compadeciéndonos, por terrible que pueda parecer a veces sentirse terriblemente sola/o, o por otra parte sentirse víctima de alguien concreto, o de la sociedad, de una circunstancia pasajera, porque todo pasa y cambia en nuestra existencia, lo sabemos. Esta ocasión nos sirve de camino para volver hacia nuestro ser esencial, a contactar con el alma y su luz, a contactar con la Vida para traer paz y sosiego (Tauro está en uno de los brazos de la Cruz Fija a la que pertenece Escorpio) y entusiasmo (Leo es otro de los signos de la Cruz Fija) y vivir según los grandes ideales y sueños (Acuario es el último signo de la Cruz Fija).

A pesar del “maremoto” interior también sabemos que de Escorpio vamos a extraer una fuerza grande para seguir adelante con todo aquello por lo que ahora estamos trabajando.



Como la Luna está muy implicada en este stellium podemos inspirarnos en uno de sus símbolos, la “Gran Madre”, y ser conscientes del despertar de nuestras percepciones psíquicas, especialmente si estos tránsitos hacen conjunción a algún planeta en estos grados de la Carta Astral. Este poder maternal está en nosotros y está en el Universo y podemos reconectar a voluntad, sólo tenemos que dedicar unos momentos de calma y tranquilidad para conseguirlo.




¿Qué sufre en el interior? El observador no sufre. Y si probamos a recordar que somos una pequeña lucecita de la Gran Luz y recordamos la unidad, podemos hacer la experiencia de sentir y mirar a la persona, o personas, causantes del disgusto emocional con el corazón, no desde el juicio y la rabia, y la ira, y el enfado, y la frustración, y el resentimiento, tan sólo con el corazón libre, seguramente en otra vida o vidas hemos estado implicados, y vamos a poner la atención concentrada en lograr mirarles y sentirles de la misma manera que quisiéramos que esa o esas personas nos miraran en el pasado y nosotros a él, ella, ellos o ellas, o en el presente, y sintieran y sintamos ahora -en un plano ideal-, y actuaran con nosotros o nosotros con ellos en armonía. Tan sólo prueba ahora a practicar este ejercicio por tu bienestar, es por ti que lo haces, serenando primero tu cuerpo con respiraciones conscientes y calmadas. Probando que cada inspiración haga penetrar en tu pulmón y corazón el poder transformador de la Vida para llevarse en la espiración el sufrimiento y el exceso de emoción que es destructivo. En el amor salimos de la dualidad y podemos trabajar con su poder alquímico.

¡Atrévete! ¡No tengas miedo a tu gran poder!



"Si por miedo no quieres conocerte, no conocerás tu verdadera naturaleza que es el fin del miedo. Si por miedo no quieres conocerte, no acabarás con el miedo. Por medio de la meditación, de la contemplación de ti mismo podrás ir avanzando en el camino del guerrero, ser valiente. El valiente no es el que no tiene miedo, sino el que quiere acabar con el miedo, tener la valentía de mirarle de frente y trabajar con él."


No hay comentarios:

Publicar un comentario