25 septiembre 2018

LUNA LLENA DE SEPTIEMBRE 2018 EN ARIES



“No hay nada que podamos ver u oír
que no sea una manifestación de la energía de la iluminación,
que no sea una puerta al mundo sagrado.” Pema Chödrön



Bella y energética Luna en el signo de Aries que nos muestra estos próximos dos o tres días aspectos a desarrollar del guerrero de la Luz comprometido con la energía espiritual que se manifiesta en el elemento Fuego. Sintámonos así vestidos de sabiduría, intuición, fuerza, coraje, con la espada de la compasión para crear y ampliar el círculo de la unidad, porque el dolor nos hace sentir iguales a todos. Y de esto trata el tránsito del Sol por el signo de Libra, de alcanzar mayor equidad aunque cada día, cada instante puedan surgir pensamientos y vivamos sentimientos de incertidumbre e inseguridad respecto al futuro.







Esta Luna Llena nos presenta al Sol aún cerca de Mercurio, por ello quería destacar el sentido del oído, que podamos estos días estar atentos a aquello que prestamos atención al escuchar, que escojamos con atención lo que vamos a oír, en la televisión, en internet, en el cine, en la radio, si asistimos a un curso o conferencia. Si estamos buscando respuestas para superar pensamientos de limitación, situaciones y circunstancias que nos están costando vivir en el día a día durante las últimas semanas y/o meses, ahora es tiempo de ir preparándonos para otros rumbos, aquello que has estado creando con tu imaginación y fantasía puede estar a punto de manifestarse.

Esta Luna llena te pone en contacto para que puedas agradecer todo este camino que llevas recorriendo con pruebas, carencias, pero estás aprendiendo a poner límites para abrirte a una vida de más belleza, armonía y equilibrio. La aptitud ha de estar orientada a hacer cambios y a vivir cambios, a que habrá nuevas personas y nuevos ritmos, que has de dejar la rutina y lo conocido. La aptitud es abrirte a la transformación y a aligerar tu carga de aquello que ya no sirve para tu momento actual de renacimiento interior.

El planeta regente del Sol en Libra está en Escorpio en contacto con Neptuno, Venus va formando este trígono con el planeta que nos facilita abrirnos a la compasión, a ir más allá de la percepción de nuestro ego y sufrimiento de nuestro mundo personal, y es importante para ponernos en contacto con la trascendencia, lo que está más allá del mundo de las apariencias de la forma. Hay en ti una guía luminosa que cuando tan sólo respiras y estás en el ahora, en el silencio, en la percepción con tus ojos cerrados de la luz, te está dando pistas nuevas para dar los pasos siguientes en el plano práctico, pero desde un nivel vibratorio más puro, donde consciente de tu soledad, porque eres único, sientes y vives que formas parte de una red luminosa trabajando para contribuir a un mundo más perfecto y feliz para todos.

El domingo 30 seguiremos profundizando en esta energía inspiradora del Fuego para empezar el mes de octubre con una visión más amplia y elevada, con una fe en la vida y en nuestro potencial más firme, con creatividad renovada.



24 septiembre 2018

Sol en Libra



Empieza este tránsito para los Libra del primer Decanato con la influencia de Marte, el planeta regente del signo opuesto y complementario, Aries.
Marte influye entonces a Libra, aunque también lo está haciendo al primer Decanato de Acuario –muy directamente, y están notando este énfasis asimismo los nativos de Aries –siempre igual para todos los siguientes, primer Decanato, Tauro, Géminis y Escorpio; está favoreciendo la capacidad para actuar, sin depender tanto del apoyo o motivación que le proporcionen otras personas. Ahora es más fácil el tomar iniciativas, sin olvidar el gusto por hacer deporte –aunque sea caminar, y para desarrollar la asertividad si fuera necesario. Sin embargo, si no se utiliza creativamente y de manera equilibrada puede dar inquietud, impaciencia, tensión, precipitación, estas últimas tendencias habrán de estar más atentos a manejarlas Acuario, Leo, Escorpio y Tauro.



Para el primer Decanato de Libra son tiempos de ocuparse de documentos, papeles, hacer gestiones administrativas, restablecer contacto con hermanos, primos, vecinos, favorecer la solución de conflictos entre personas de su entorno inmediato. Por otra parte, ahora es tiempo de poder transmitir conocimientos a la vez que se prosiguen estudios en los que interesa concentrarse. Utilizar su palabra, su influencia en su entorno social para poner armonía, belleza, equilibrio y ser nexo entre personas que están en su círculo.
La curiosidad ahora es mayor, está despierto el estímulo intelectual y la conciencia es más permeable  a conocimientos, a recoger información práctica que pueda utilizar convenientemente. Es un buen momento para comprar y para vender con buen criterio, aunque utilizando bien el discernimiento, tener delante demasiadas posibilidades puede despistar a la hora de tomar decisiones, pero es importante actuar, hacer lo necesario para no quedarse bloqueado. Una intuición repentina puede ser esencial, pero para ello hay que procurar calmarse, atreverse a expresar la propia creatividad, lo más original que en estos momentos se está desarrollando en el interior.

Es tiempo también de cuidarse, descansar, calmar los nervios para no entrar en estados de ansiedad, de desgaste energético exagerado, ocuparse pero sin preocuparse. Volver al presente sin dejarse condicionar por prejuicios, temores, ideas negativas, rigidez ni por experiencias pasadas.

Hay un don maravilloso en las personas nacidas bajo este signo que vivido con plena conciencia aporta al mundo mayor bienestar. Una persona nacida bajo este signo será capaz de valorar las cualidades de una persona, y este es un don muy sanador que puede activar en situaciones específicas que lo requieran.

Y, está bien ahora mirar qué planetas tienes en este signo de Libra, puede que no sea el Sol, cualquier planeta en este signo nos pide vivirlo, desarrollarlo y expresarlo –según su cualidad arquetípica- con mayor equidad.

13 septiembre 2018

Venus - Profundizando el sentido de las relaciones

Pintura de Emile Munier,
nacido bajo el signo de Géminis

Venus está empezando a transitar el signo de Escorpio y cobra mucha importancia porque a partir del 6 de octubre su movimiento se tornará retrógrado, volviendo por unos días a Libra.
Entonces, afectará intensamente a la Cruz Fija: Escorpio-Tauro, Acuario-Leo en un primer momento, signos del primer Decanato, y a partir del 1 de noviembre la Cruz Cardinal (Aries-Libra, Cáncer-Capricornio), nativos nacidos en el último Decanato.
Por supuesto también servirá este tránsito para favorecer intensamente en octubre a Cáncer y a Piscis, y en noviembre a Acuario y a Géminis (todos del último Decanato). Algo menos, pero están bajo su influencia, en octubre Capricornio y Virgo (primer Decanato), y noviembre a Sagitario y Leo (último Decanato).

Venus es una energía muy importante en nuestra Carta Astral porque nos está indicando lo concerniente acerca de nuestros valores, deseos, relaciones, esto último a destacar ya que está asociada al cuerpo emocional. En un sentido más trascendental es la manera en que el alma con su belleza contribuye a embellecer la personalidad.

Venus es nuestra capacidad de relacionarnos, el poder del amor y de la unión, tan necesario para contactar con nuestro mundo interior y con el mundo exterior, conectar con nuestros conflictos y armonizar desde los propios valores los conflictos que surjan en nuestras relaciones con el entorno. La apertura al exterior es básica para no crear problemas de esquizofrenia, por ejemplo. Hemos de trabajar en pareja y en Astrología el complemento de Venus es Neptuno, una octava superior, una vibración más alta porque nos conduce al amor incondicional, llamado el “pegamento universal”.

Entregarnos y vivir con la energía de Venus supone tener muy claro los propios valores y ser capaz de vivir según los mismos, aunque ello no guste a todas las personas que queremos, supondrá afrontar la respuesta que puede provocar en las personas que queremos el no poder siempre complacerles, darles gusto, decir “no”, afrontar la posible “vergüenza” que pueda surgir, seguir nuestro propio dictado interior, no fundamentado en el egoísmo, sino en valores éticos, morales, filosóficos, religiosos, espirituales, transpersonales que son el motor de nuestro entusiasmo por la vida y para realizar nuestro proyecto de vida.
Venus facilita entonces desarrollar la ecuanimidad, y subiendo vibración, con Neptuno, alcanzar a expresar la compasión, que nos impulsa a participar en toda obra que evite el sufrimiento a otros seres, y más aún, realizar obras que favorezcan su felicidad y bienestar, por lo tanto, la nuestra propia.

El sufrimiento ha venido conduciéndonos a despertar, y fue necesario porque tendemos a actuar desde la exageración, era necesario para dejar de ser perezosos viviendo rutinas que no dejan surgir nuestra verdadera fuerza, nuestras energías latentes han de poder encontrar las circunstancias para expresarse, hemos de aprender a valorar nuestros talentos. Sufrimos cuando viviendo en exceso desde las pasiones, permitiendo a los deseos y los instintos dominarnos, realizamos acciones inconvenientes, lo son puesto que no nos aportan gozo profundo a nosotros ni a nuestro entorno, el efecto es inmediato casi siempre, lo cual nos lleva al sentimiento de culpa por los errores cometidos. Un exceso de Venus siempre nos lleva a utilizar con conciencia la energía de Saturno y de Júpiter, capacidad de organización y sentido de justicia, sabiduría y benevolencia, conciencia de los límites y conciencia de las infinitas posibilidades que tenemos, todo ello desde el Sol, nuestra conciencia.

Venus tiene que ver con Tauro, porque según nuestros valores así vamos a dar importancia o ninguna a ciertos objetos materiales, posesiones, nuestra relación con el dinero y con los alimentos, el proceso de asimilación. Y también con Libra, aquí ya totalmente centrada en relaciones, en relaciones ideales, más allá del aparente encanto, juegos vanidosos de seducción y complacencia superficial que según pasa el tiempo dejan un vacío interior extenuante para el alma.

Así pues esta influencia durante las próximas semanas, hasta el 17 de noviembre, supone desde esta perspectiva y conocimientos el poder trabajar las relaciones volviéndonos hacia dentro para explorar las verdaderas motivaciones, y cada decisión, cada encuentro, cada paso dado ha de ser desde lo más auténtico de nuestro ser para encaminarnos hacia situaciones de armonía y bienestar, lo más grato es poder trabajar en equipo, colaborando, sin que uno sea una carga para el otro, ni el otro para uno, cada persona puede aportar algo genuino y exclusivo, esto siempre. Lo cual, estamos viendo, va a suponer en algún momento afrontar algunos retos, bien porque haya que movilizarse para hacer gestiones concernientes a inversiones económicas, a valorar nuestros cuidados de alimentación y de cuidados estéticos, bien porque hemos de ser muy sinceros con nosotros mismos y con las personas queridas para mejorar la calidad de la relación y que sea cada vez más sólida. Habremos de afrontar algunos momentos de tensión, Escorpio puede estar más dispuesto a ello aunque en momentos difíciles puede tener problema para hablar de lo que le ocurre. El conflicto es algo que aborrece un espíritu “venusino”, pero es tiempo de querer “ver” con los ojos del corazón y de la razón a la vez y avanzar sin sufrimiento, porque no es necesario ya para evolucionar, ser coherentes, y entonces tendremos la energía de Marte siempre a nuestra disposición, con esta energía arquetípica podemos decir “no”, podemos “cortar” con lo que ya no valoramos desde el proyecto del alma.

Viviendo a Venus en equilibrio podemos crearnos situaciones de felicidad auténtica y duradera, de alegrías que son tan necesarias para disipar las nubes de la depresión, del miedo y de la autocompasión.

09 septiembre 2018

Apertura del espíritu a una mayor sabiduría - Novilunio septiembre 2018



¡Namasté!


“Virgo es la madre cósmica,
porque representa
cósmicamente
el polo negativo del espíritu positivo;
es el agente receptor en lo que concierne al aspecto Padre.”

Alice Bailey, nacida bajo el signo de Géminis
en "Astrología esotérica"








Las energías de este novilunio nos facilitan el trabajo con tareas prácticas que requieren tiempo, detalle, minuciosidad, dedicación, perspectiva, consciencia superior porque Virgo está orientado al servicio.


“La responsabilidad de los grandes estados estaba en servir, y no en dominar al mundo”

Harry S. Truman, nacido bajo el signo de Tauro


Es la atención puesta en la materia densa, primeramente la de nuestro propio vehículo físico, el cuerpo, y cómo atenderle adecuadamente para que podamos sentirnos confortables. Inevitablemente habremos de tener disciplina y renunciar a algunas cosas perjudiciales para la salud, aunque nos gusten. Pero ahora va a ser fácil durante estas semanas, purificar nuestros deseos, deshacernos de lo que nos conviene, soltar y desapegarnos de hábitos, pautas, lugares, relaciones que no estén en armonía con nuestra vibración actual y con nuestro plan de vida. Transmutar los deseos para seguir evolucionando en prosperidad y bienestar.

La energía de Virgo nos invita a trabajar con atención, minuciosidad, detalle, perfecionismo, sin perder el placer de la realización de la tarea que nos propongamos, porque entonces estaríamos llevando el esfuerzo al extremo y dañando nuestro sistema nervioso, y seguramente nos afectará al plexo solar, a nuestros intestinos. Hay un momento en que hemos de integrar al signo opuesto, a Piscis, y abandonar el aspecto mental para permitir que la inspiración, la intuición, la conexión con lo sobrenatural nos inspiren.


También es tiempo de activar el juez interior, así pues de favorecer lo que en nosotros incremente el discernimiento respecto a situaciones y personas.



Tenemos algo de trabajito también, unos más que otros, pero para aprovechar las oportunidades que vienen, es inevitable que nos cuestionemos acerca de lo que supone un obstáculo. Habremos de seguir mirando a nuestro interior a lo largo de estas semanas, si bien el ciclo es propicio para sacar adelante algunos de nuestros proyectos esenciales, cuanto más en armonía con el alma, más ayudas y apoyos recibiremos. Creo que podremos utilizar convenientemente tanto las flores de Bach como los remedios homeopáticos que conocemos, o que nos recomiende un profesional, para seguir sanando miedos, y haciendo lo posible por seguir sanando y liberando la energía emocional, el equilibrio del cuarto chakra y del quinto, porque es importante ser capaces de expresar sentimiento, emoción, el mundo interior –con y a las personas adecuadas. Es tiempo de transmutación para seguir caminando hacia mayor expansión y prosperidad, lo cual requiere compromiso, constancia, y disfrutar con ello.



 Uranographia, Johannes Hevelius


El regente de Virgo, Mercurio, ha recibido la energía renovadora de Urano, así que ya sabemos algunos de los cambios que estamos organizando, y que requieren tiempo, calma, pero evitemos la apatía, la pereza, y hacer lo necesario por salir de la incertidumbre y de la indecisión, de la confusión y la comodidad inmovilizadora.

Por supuesto que esta Luna Nueva nos está invitando a trabajar también el sexto y séptimo chakra para que realicemos, con sencillez, una apertura mayor, restablezcamos y reforcemos la conexión con aquello que es mayor que nuestro pequeño ego. Para ello, es tiempo de estudiar, por nuestra cuenta o en grupos, sistemas filosóficos y metafísicos que favorezcan ampliar nuestra visión y comprensión de nosotros mismos y del funcionamiento del mundo, del Universo, las leyes cósmicas que rigen nuestra pequeña vida y la inmensidad y totalidad de la Vida. Hay un poder más grande que el del pequeño ego que nos acompaña, a veces es un buen aliado para la personalidad, otras entorpece nuestros avances porque nos podemos quedar encajados en pautas de egoísmo y soberbia.

Para este novilunio propongo trabajar conscientemente con el Primer Rayo, ya que es el de la Fe, algunas personas después del último eclipse en agosto en el signo de Leo (seguramente algunas personas nacidas con el Sol en Acuario, en Tauro y en Escorpio, o con la Luna, Mercurio, Venus y Marte en estos signos) han podido tener experiencias interiores complicadas y necesitar esta energía. Dejándola entrar, porque así lo queremos y lo invocamos, y nos conectamos con ella, va a favorece tener más fuerza, resolver dudas, recibir inspiración para la comunicación verbal, sentir protección y una orientación positiva a aquello que esté alterado.

Hay posibilidades de mejorar situaciones interiores y exteriores, sólo es necesario permitir a la vida expresarse con personas, situaciones y experiencias diferentes, no querer tenerlo todo controlado. Esto suele ser más difícil para Escorpio, Capricornio, por ejemplo, en todo caso para personas con fuerte influencia de Saturno y de Plutón. Hay un momento en que se toca fondo y el camino para resurgir es aceptar, dar la bienvenida a la rendición, es la fórmula para disolver cristalizaciones, capas duras que impiden que entre vida, como oxígeno a los pulmones y al cerebro. Y de este tema de las cristalizaciones, el endurecimiento, el control que puede llevarnos no sólo a mostrarnos hisperrealistas, sino a bajar la vibración y comportarnos desde el pesimismo y la desesperanza, hundirnos en la melancolía y en la depresión hablaré más adelante, según nos acerquemos a la mitad del ciclo, para la Luna Llena del día 25 de septiembre.





Nuestra Señora del Buen Consejo
Pintura de Pasquale Sarullo
nacido bajo el signo de Aries




“El signo de Virgo representa una síntesis de los tres aspectos femeninos:
Eva, Isis y María,
y es la Virgen Madre quien proporciona lo necesario
para la expresión mental, emocional y física de la oculta
pero siempre presente divinidad.”

Alice Bailey, “Astrología esotérica”.


Para los nativos del primer decanato de Acuario, Leo, Tauro y Escorpio vienen días en que puede ser demandada mayor energía, pero cada uno ha de estar atento a su disposición única corporal, cuánta y hasta dónde llegar, un exceso no pudiendo puede hacer que se sienta irritación, mal humor, cólera, y que se tengan accidentes con objetos cortantes o con el fuego, así como caídas, inflamaciones y fiebres. No merece la pena, ¿verdad?.

Aries, Sagitario, Géminis y Libra, aprovechad un impulso de energía que favorece que os afirméis si es necesario, que no sea con ira ni con violencia porque iría en contra vuestra tarde o temprano; es momento para que consigáis grandes resultados con pocos esfuerzos o la consecución de proyectos y metas a las que os estabais dedicando mucho y que iban despacio y sin grandes resultados, ahora va a haber mejoras, aceleración, apostad por ello y hacer de vuestra parte lo necesario. Y de todos modos, también calma, que el corazón  no se acelere más de lo necesario.

Escorpio, Capricornio, Piscis, Virgo, Cáncer, acoged ayudas y oportunidades, hay personas con mucho cariño, recursos que están a vuestro lado o van a aparecer. Expresemos siempre agradecimiento.

Tauro, Acuario, Leo, procurad que un exceso de vida social os desgaste, cuidad la alimentación vigilando aquello que sea difícil de asimilar y causar problemas digestivos.

Virgo, Escorpio, Capricornio, Cáncer, Tauro, aprovechad para poder expresaros con mayor elocuencia, sacad adelante papeles, escritos, comunicados, avanzad a este respecto. Hay facilidades para tener mayor entendimiento con hermanos, primos, hermanos y hermanas de los padres.

Sagitario, Piscis, Géminis, sin embargo, cuidad el sistema nervioso y respiratorio, descansad, y vigilad vuestras relaciones para que no surjan malos entendidos a consecuencia de querer tener siempre la razón, de dialogar sólo desde la cabeza.


¡Preparados para estas apasionantes semanas! Sí, ¿verdad? Templanza, pasión moderada, confianza, yendo al fondo de las cuestiones y relaciones, dispuestos para cambiar, para una regeneración.



Que la Luz guíe siempre nuestros pasos para seguir colaborando en esta Era de Acuario con el plan cósmico para el mayor bien de todos.

Sat Nam



02 septiembre 2018

El “tercero ojo” – Chakra 6


Sol en Virgo – Neptuno en Piscis
Vínculos Mercurio-Neptuno

Ambos planetas están ya en contacto, por oposición, con un orbe de 5º, que se va cerrando paulatinamente a lo largo de los próximos días.

Este aspecto formado por tránsito nos lleva no sólo a mirar si en la propia carta astral encontramos esta oposición del eje Virgo-Piscis, por presencia de planetas en estos signos, e incluso entre planetas situados en las Casas VI-XII. Como es un tránsito nos sirve para examinar nuestro propio comportamiento, tendencias, pautas, inclinaciones, es decir, para seguir profundizando en el propio autoconocimiento y desarrollo personal. De todas maneras, el próximo domingo 9 de septiembre la Luna Nueva será en Virgo, y aún por orbe podremos considerar esta oposición.

Piscis es el último signo del Zodíaco y está en analogía la Casa XII, de esta Casa hablaremos en profundidad en el próximo Taller organizado de Astrología para el sábado 15 de septiembre).




Respecto a Virgo y Piscis y sus regentes, Mercurio-Neptuno hemos de tener en cuenta su conexión con el Tercer Ojo, con el Sexto Chakra (la consciencia infinita), y la glándula hipófosis o pituitaria (cuyas hormonas segregadas influyen en las glándulas suprarenales, tiroides, etc. Una de las hormonas que segrega la hipófisis es la corticotropina -ACTH-).

Estamos aquí aprendiendo a vivir en plenitud la realidad terrestre, el mundo de la forma, cada día es importante considerar cómo empleamos nuestro tiempo en la vida cotidiana, cómo nos alimentamos, qué hacemos para que la calidad de nuestro descanso sea óptimo, cómo nos comportamos en el trabajo, qué trabajo elegimos que sea afín a nuestra naturaleza y al desarrollo de nuestro dones y que nos permita mantener la salud. La energía de Mercurio es racional y lógica, Virgo nos permite vivir el día a día de manera práctica. Pero para mantener el equilibrio no podemos olvidarnos de nuestra esencia, somos seres divinos, somos energía, Piscis. Con lo cual también estamos aquí para desarrollar cualidades de intuición, creatividad mediante la meditación, la relajación, la introspección. Aprendemos a vivir tanto en la forma y en el mundo exterior con sus ocupaciones y a dedicar cada día un tiempo al retiro, al silencio, a la escucha, a la soledad. Mantener este equilibrio es importante, y más en estos albores de la Era de Acuario, para sentirnos bien, contentos, felices, vivir entusiasmados y en equilibrio. En la energía de Piscis y de Neptuno además aprendemos a vivir en la Unidad, a conectar con la Unidad, con el Todo, con el sentido trascendente de la vida, la visión es global y podemos abrir el corazón, podemos abrirnos a la compasión, a la bondad, desarrollarla. Esta unión entre lo racional y el respeto por lo que está fuera de uno mismo (otras personas, animales, plantas, el planeta, el espacio celeste), entre la lógica y la dulzura de expresión está expresando la comunicación entre el corazón y la mente, entre el cuarto y el sexto chakra.

Permitámonos una mirada más amplia de la realidad para captar más allá de las apariencias a través de la conexión con nuestro Yo superior.

“Y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.
No habrá allí más noche;
y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol,
porque Dios el Señor los iluminará;
y reinarán por los siglos de los siglos.”

Apocalipsis 22, 4 y 5