17 agosto 2018

Luna llena en Piscis 26 de agosto 2018



  
“Y dijo el mago desde su carro resplandeciente:
Y esa realidad que ensueñas ya está aquí. Cruza ya el umbral”.



Para ir entrando en la energía de este plenilunio, veamos primeramente algunos datos técnicos.

Luna Nueva del 11 de agosto: luminarias en el signo de Leo en quincuncio con Plutón, Luna Llena 26 de agosto: Luna sextil Plutón-sextil Urano.
Sol forma Gran Trígono en Tierra, con Saturno en Capricornio y Urano en Tauro. Este Gran Trígono integra la figura de aspectos que se crea, una Cometa, en la cual tenemos al Sol en la base, ahora ya situado en Virgo, ascendiendo hacia Piscis, donde está la Luna, posición de ápex.

Y ahora corresponde encontrar algunas las claves de ese movimiento para ir preparando próximas meditaciones, encuentros, sanaciones, talleres en torno a la Luna Llena del día 26 de agosto.

Volvemos a encontrar a Plutón como denominador común en ambas fases del ciclo lunar. Si partimos del simbolismo del Sol, sabemos que estamos haciendo un trabajo intenso para favorecer en nosotros el desarrollo del valor, del coraje, de la fuerza, desde una base de auto estima, desde la confianza en nuestros dones y recursos. Y Plutón nos vuelve a indicar que para ello, es necesario potenciar el auto conocimiento, saber qué deseo y vivirlo. Por supuesto, aquí se puede presentar un bloqueo, un freno, los miedos, y al otro lado de los mismos está la energía del amor, que nos insufla FE, CONFIANZA. En la Luna Nueva enviaba su influjo (aspecto de cuadratura), ahora sigue en cuadratura, pero con Mercurio, ya Directo en Leo, que rige en el plenilunio al Sol. Y Júpiter es corregente de Piscis además, y está en trígono con Neptuno, regente de Piscis. Y está en sextil con Plutón, vuelve a insuflar su energía al participar indirectamente en la Cometa.





Saturno está en esta figura y en su diálogo con el Sol le hace consciente de temores, de límites mentales, de situaciones reales que ahora aprecia la conciencia al estar inmerso en el samsara. Pero también está Urano (representando las posibilidades de liberación del Samsara) y su poder creativo para construir nueva realidad desde el chakra 7. Vamos entonces a hacer este trabajo de alineación de chakras para revisar dónde hay bloqueos y a liberar y sanar, con diferentes técnicas. Desde el contacto con la realidad que nos rodea, la que hemos creado en esta vida y en otras, desde el contacto con lo físico, ascendemos hacia el Espíritu, desde la conexión con la Luz interior, con la chispa divina que nos habita, de la fantasía de separación que tenemos al vivir esta realidad, volvemos a la unidad, a la magia de la fuerza del Amor, donde todo es posible porque ya no hay conflicto, no hay dualidad. Y lo hacemos aceptando en nosotros al arquetipo de la Madre, porque la Luna está en la cima, lo hacemos reconociendo a nuestro niño interior y su inocencia, sabemos que la Madre nos nutre (también Virgo como arquetipo refuerza este trabajo), que siempre está la fuerza de la Tierra Madre y del Padre Sol, y ascendemos por la escalera como en el sueño de Jacob, con nuestros sentimientos y emociones y su poder energético en esta vivencia en la dimensión actual de la Tierra. En el sueño de Jacob (Génesis 28:11-19) había expansión, abundancia, plenitud, y nos habla de un nuevo comienzo justo allí donde estuvo emplazada la ciudad de la Luz.





Y recordamos, Plutón nos devuelve al trabajo del punto de partida, Plutón nos quiere conectar con nuestra esencia, quién soy yo, es el camino a la Luz y para permanecer en la Luz. Por lo cual, ahora no es tanto mirar alrededor y juzgar, criticar, hablar de lo que hacen los demás, o no hacen, o cómo lo hacen o deberían hacerlo. Es un momento de poder vivir desde la libertad que construye y que colabora en un mundo nuevo, y la imprescindible responsabilidad de quien ha asumido mirar para ello mirar dentro y reconocerse, un paso más. Este es el trabajo principal de la Luna Llena para poder seguir avanzando en este ciclo lunar. Traer el Cielo a la Tierra, seguir conectados al cuerpo físico, sin olvidar que somos seres trascendente creando una realidad trascendente, y el impulso es desde el niño interior y su gran capacidad de adaptación, no hay límites, estamos en comunión y cada sustancia tiene su espacio propio a la vez que participa en el espacio de otros cuerpos de luz, en fraternidad interestalar, donde hay para uno mismo y para los demás comprensión, aceptación, perdón, amor incondicional, renovación.

Lo viejo, el pasado, la experiencia de Tierra me sirve en armonía perfecta para conectarme con el futuro, con la novedad, con lo desconocido, y podré hacer cosas prácticas, y podré mejorar la relación con el propio cuerpo, reconciliándome y sanando la relación con la madre física.

Este Plenilunio reivindica el poder de lo femenino en armonía con el poder masculino, un encuentro poderoso en el interior para volver a vivir desde el sentir, la sensibilidad, la curiosidad de un nuevo nacer como está simbolizado en el horizonte, es el poder del misticismo y del amor.

Crear realidad inspirado por tu fantasía e imaginación, crear realidad desde tu interior donde has sabido crear un espacio de serenidad y paz, para tu nueva vida y para la Nueva Tierra. 



01 agosto 2018

11 de agosto: eclipse parcial de Sol en el grado 18 del signo de Leo


Luna nueva – Inicio de ciclo


Elementos a destacar: Fuego – Tierra – Agua


Tenemos unas semanas por delante (hasta el 9 de septiembre) durante las cuales habremos de combinar en nuestro día a día la acción, la creatividad y el entusiasmo. Reforzar por los medios adecuados nuestra vitalidad y optimismo.
Elegir pensamientos y escuchar, ver, vivir experiencias que nos permitan sentirnos de buen ánimo, con confianza, conectados con valores e ideales que nutran nuestro espíritu, nuestra esencia divina.

Semanas durante las cuales habremos de ser también prácticos, organizados, planificar concienzudamente, tener paciencia y perseverancia. Estar pendientes de lo cotidiano, de la realidad, del cuidado del cuerpo.

A lo largo de estos días me atreveré a sentir, a expresar lo que siento, a reconocer las emociones diversas que surgen a lo largo de la jornada, y encauzarlas apropiadamente con inteligencia y lucidez, con sabiduría y mesura.






Aspectos relevantes

Quincuncio Sol-Luna con Plutón y Neptuno; Sol y Luna en conjunción con Mercurio y éste en quincuncio con Plutón-Neptuno.

Síntesis:

Durante las próximas semanas en los contactos, las comunicaciones, la organización será importante poner entusiasmo. Tener claro qué queremos en cada momento, inspirarnos en la serenidad, en la meditación y sostener con el pensamiento los proyectos vocaciones.
Será bueno aprender a no responder con violencia y con ira a las provocaciones, escuchar qué siento en ciertos momentos con determinadas personas, situaciones, y decidir hacer lo posible por transmutar y recuperar la paz interior, la serenidad. Buscar nuevos recursos internos, algunos por descubrir, por practicar, por mejorar. La carta natal nos da mucha información al respecto.

Expandir la mente a través de viajes, conocimientos, estudios, contactos con personas de otros lugares, escuchar, y también contar, hablar de nuestro mundo interior y de aquello que nos da alegría, vitalidad, fuerza, que estimula la creatividad, hará mucho bien al corazón y enriquecerá nuestra vida emocional, familiar, intimidad. Por tanto, la salud.

Querer abarcar demasiado, hacer demasiadas cosas a la vez no conviene a todas las naturalezas por igual. Respetar cuánto puedes hacer en cuánto tiempo, reconocer los límites para no generar internamente desgaste, presión, tensión, enfermedad.

Saber que se pueden hacer en un  momento dado cosas rápidamente, pero que será necesario no actuar precipitadamente para no sufrir las consecuencias, y más si hay personas involucradas.

El aspecto de quincuncio es muy creativo y nos permite ver la causa de nuestros errores, conseguir una purificación emocional, como decía Pierre Lasalle.

Durante esta lunación:

Un exceso de emoción puede bloquear nuestra creatividad, nuestra intuición. Un exceso de sentido práctico y ambición puede bloquear nuestra expresión artística. Un exceso de orgullo y soberbia puede bloquear alcanza metas importantes, estropear relaciones con cargos importantes, figuras de autoridad. Un exceso a la hora de relacionarse y quererse imponer y dominar puede alejar a personas sensibles a quienes amamos.

En esta lunación, podemos plantearnos si debido a confusión, malestar mental o emocional hemos dicho, hecho algo que ahora podemos reconducir. Examinar cómo empleamos nuestra palabra, nuestra imaginación, nuestra fantasía, nuestra capacidad de producir un gran bien con la expresión y sus diversas maneras de darse, incluida la artística.
Examinar si nos autoengañamos o si nos abandonamos en adicciones perjudiciales para nuestra salud y relaciones.

Observar cómo vivimos y cómo podemos trabajar la rabia, el enfado, el deseo de manipular e imponernos en determinadas situaciones y con determinadas personas.

Trabajar sentimientos de culpa, vergüenza, cambiar programas implantados hace muchos años y que nos llevan a auto infringirnos castigos, o dejar que otros nos los pongan. Reforzar la autoestima y autoconfianza, aceptar errores, permitir seguir creciendo a nuestra personalidad. Continuar desprogramación de víctima-agresor, disolver pautas automáticas a este respecto, efectuar los cambios necesarios internos y en el comportamiento social.

Revisión de la relación padres e hijos, relaciones entre hermanos, primos, vecinos, tíos-sobrinos. Búsqueda de herramientas espirituales y sanadoras para mejorar las posibilidades.



El signo de Leo - Planeta regente: Sol

Este signo será el que dirige el nuevo ciclo.

Algunos rasgos:



La tentación de Leo, cuando está desviado de la conexión de su yo con la Sabiduría Divina, es desviarse hacia el poder personal, ceder al orgullo, a la soberbia y adoptar actitudes déspotas, imponer su voluntad y sus deseos llevados por el egoísmo. Acaso no podemos evitar pensar que no dejan de ser actitudes infantiles que tienen su base en complejos sin resolver y buscan una compensación en el mundo, a través del lujo, la riqueza, el poder, pero se trata de ocultar el miedo interior, la sensación de impotencia, la falta de autoestima y valoración.

Pero la energía de Leo bien encauzada, y cuando la persona está conectada con su yo superior, nos inclina a la generosidad, la sinceridad, la nobleza, la franqueza, un gran sentido del honor, inclinación por altos ideales. Tal vez de una manera dramática y teatrera, pero el potencial está ahí. La energía de Leo es de fuego, es de acción, son personas que necesitan ejecutar.

Tener este conocimiento nos evitará en muchas ocasiones enredarnos en discusiones y confrontaciones con personas Leo, y a ellas dejarse poseer por este tipo de arrebatos, viéndose afectadas también personas que en su carta natal tienen a esta signo fuerte o es de importancia (como sería tener en él al planeta regente del Sol, para un Aries, por ejemplo, Marte en Leo).

Representación de Helios


Saliendo de las aguas profundas del mar de Cáncer llegamos al renacer del día, en el signo de Leo nos identificamos con la luz, el amor y la creación, porque la creación se origina en el AMOR.
Como signo de Fuego la ambición y el poder les acucia, la vanidad y el orgullo les puede acechar, son voluntariosos, firmes, enérgicos, con gran capacidad para el auto control, son buenos organizadores y tenaces,  capaces de fidelidad, lealtad y franqueza; de carácter protector y afectuoso, un emotivo que necesita sentir y poseer, exhibirse y controlar. Es un signo sociable movido por el deseo y la pasión que habrá de cuidarse en desarrollar altos ideales y un carácter noble, el oro es el metal asociado a este signo, para no convertirse en seres altaneros, atrevidos y tiránicos sin honor. Si la conciencia de un nativo Leo evoluciona adecuadamente tomará conciencia de que tan sólo es una expresión del Yo superior y desarrollará una gran capacidad para ser amoroso.




MOVIMIENTOS PLANETARIOS A DESTACAR DURANTE EL MES DE AGOSTO Y SU RELACIÓN CON LOS CENTROS ENERGÉTICOS-CHAKRAS:

Mercurio retrógrado en Leo, hasta el día 20
Chakra 5

Marte retrógrado, aún en Acuario (signo opuesto y complementario de Leo), hasta el día 28
Chakra 3-2

Saturno retrógrado en Capricornio
Chakra 1

Urano retrógrado en Tauro, desde el día 8
Chakra 7-6

Neptuno retrógrado en Piscis
Chakra 7

Plutón retrógrado en Capricornio
Chakra 1-2


* El sábado 4 de agosto impartiré un Taller y ampliaremos toda esta información, y lo más importante, llevada a tu propia carta astral.