10 julio 2018

JÚPITER y su influencia en el signo de Escorpio y los demás signos de Agua



Movimiento Directo en el grado 13 de ESCORPIO, 11 de julio, a 2 días de la Luna Nueva de este mes. 



¡A toda vela! 



Las personas que tienen el Sol en este signo, segundo decanato, y en los siguientes grados, reciben la influencia de Júpiter por conjunción, del Sol y Neptuno en trígono; además, a Mercurio y a Marte. 



Podemos decir entonces que aparte de Escorpio, Cáncer y Piscis están más activados en el momento del cambio de ritmo de Júpiter. 



Con Júpiter llegan oportunidades para mejorar, tal vez es el momento también de mirar la posición de la Rueda de la Fortuna. Claro que esta última al ser un punto ficticio, una de las denominadas “partes arábigas”, nos lleva a tomar conciencia de que para activarla habremos de saber utilizar a los planetas implicados en su fórmula, Sol y Luna, desarrollarlos positivamente; sin olvidar el punto del Ascendente. 



Para mejorar no podemos centrarnos sólo en Júpiter, el alma ha de revisar qué tal expresamos y utilizamos las demás energías arquetípicas y su relación con los chakras de nuestro cuerpo. 

Una parte a analizar, pero sin olvidarnos del todo, incluidas progresiones y tránsitos, así habremos de hacer una síntesis. 



Pero vamos a activar, no técnicamente, claro, pero sí energéticamente en nosotros la energía de Júpiter, viendo la casa que rige, la casa donde está y con qué planetas se relaciona en la carta astral. Hacemos síntesis de nuevo. 



Sólo enfocándonos en Júpiter, sin personalizar, vamos a poder activar esta energía para poder asimilar, que decía D. Rudhyar, y así poder extendernos, sabiendo hacia dónde previamente, incluso para qué. Normalmente es hacia la adquisición de mayor poder para complacer la ambición personal, obtener éxito y comodidades. Esto es una capa superficial de expresión humana, es lo meramente material, que para muchos es un campo a equilibrar en relación a su enriquecedora vida creativa espiritual. Y vamos buscando el equilibrio, es necesario. 

Con Júpiter hemos de estar atentos, según sea su fuerza en nuestra carta astral, porque rechaza lo extraño, puede comportarse muy frívolo, no es inclusivo como Neptuno, como compañero sería deficiente, le faltaría a la poderosa energía jupiterina la virtud de la humildad. De eso siempre se ocupa la energía de Plutón, equilibrar con sus crisis. 



Esta energía jupiterina que cobra fuerza estos días aportará a los signos mencionados de Agua de una manera más intensa, si en su interior están en equilibrio mental y emocional, y si han cuidado su salud física, mayor animación. Si Júpiter es importante en nuestra carta astral va a resonar, y si nos afecta por progresión todavía más. 



Las personas nacidas bajo el signo de Escorpio reciben esta energía de Júpiter que va a insuflarles de FE, mediante la cual es posible la expansión, y Júpiter la facilita porque ayuda a tener mayor “visión”, por tanto sentimos más felicidad, plenitud, que durará y durará cuando permitimos que Júpiter active de manera natural el potencial de bondad y el sentido de la justicia. 







Además, está también en relación con la sabiduría sagrada, por lo que son estos días de posibles revelaciones a poquito que queramos abrir nuestras mentes, y nos va a llevar la intuición, nuestro “yo superior” hacia conceptos, más o menos complejos, según cada cual pueda entender, que activen interiormente posibilidades nuevas, mejoras. Algunas de ellas, y no es poca cosa, podría ser superar situaciones de dolor, de duelo, de pérdida, de depresión, de enfermedad grave. 



Si Escorpio, y los demás signos de Agua, además de los signos en sextil con Júpiter ahora (Capricornio y Virgo) están haciendo bien su trabajo interior, entonces podrán disfrutar de muchas mejoras, han superado duras pruebas, sobre todo emocionales, y empezarán a recoger frutos del esfuerzo realizado. 



Con la Luna Nueva Nueva del día 13 podremos entender mejor el nuevo ciclo mensual. 



De momento, podemos elevar nuestra vibración, y cantarle a nuestras células y a nuestros recuerdos aún presentes, si fuere necesario sanarles, lo que escribió hace mucho tiempo Emily Bronte, nacida bajo el signo de Leo, y Júpiter natal en trígono con Marte y Venus, posiblemente oposición a su Luna da nacimiento. 



Mi alma no es cobarde, no tiembla en el mundo turbado por las tormentas: veo brillar las glorias de los Cielos y veo también brillar mi fe que me arma para hacer frente al miedo. 

Son vanos los miles de cuidados que atormentan los corazón de los humanos, verdaderamente vanos; son despreciables, como hierbas marchitas o como espuma en el acantilado infinito, para poder despertar la duda en uno que está firmemente sostenido por Tu inmensidad y más firmemente anclado en la inmutable roca de la inmortalidad.” 



No hay comentarios:

Publicar un comentario