05 julio 2018

Contracción y expansión para los signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio



Nos centramos en estos signos pero en el primer decanato, los que cumplen años primero.

Tauro: del 21/04
Virgo: 21/08
Capricornio: 21/12

Y aunque toda la carta astral será importante para definir y concretar, algunas inspiraciones generales pueden ayudar en estos momentos a entender situaciones y, sobre todo, a entender qué está ocurriendo dentro, desde aquí se puede trabajar con creatividad y confianza en lo externo, en las circunstancias que llegan y en las que se están creando con el propio pensar, actuar. Siempre desde estados de lucidez, conciencia.

Los signos de Tierra están teniendo por una parte la influencia de Saturno, en conjunción Capricornio, y en trígono Tauro y Virgo. Y por otro lado la de Urano, en conjunción Tauro y en trígono Virgo y Capricornio. Por tanto, estas dos energías tan diferentes pueden estar llevando a sentirse algo divididos en el interior, se quiere y se siente querer avanzar, innovar, liberarse, hay una excitación por lo nuevo y a la vez un cierto temor por lo desconocido, una atracción por la libertad y el cambio, y cierta ansiedad por todo lo que está llegando que rompe con lo previsible, organizado y que se espera que funcione de una determinada manera calculada. Hay y ha habido esfuerzos, puede haber por delante camino en el que habrá que planificar y asumir responsabilidad, y también riesgo si se desea aprovechar para acabar con cargas innecesarias que no corresponden. Hay deseos de estar solos, es necesario incluso ese tiempo para poder saber qué se quiere de verdad y qué estrategias se pueden realizar para avanzar, y uno querría tener independencia y autonomía más que nunca, pero no es cuestión, ni es necesario, cortar y romper abruptamente con lo que hemos conseguido hasta ahora ni con personas que de verdad nos entienden, apoyan y quieren.





La personalidad ha de buscar el equilibrio en esta dicotomía y armonizar las respuestas en el interactuar con los demás.
Como signos de Tierra, aunque cada uno muy diferente debido a que los planetas regentes son Venus, Mercurio y Saturno, cada uno con su peculiaridad y en un signo de la carta astral muy concreto, es aconsejable aprovechar los paseos por el bosque, la montaña, el parque, disfrutar de los árboles, ser conscientes de los sentidos y del regalo de la Naturaleza.

A partir del 10 de julio la influencia de Venus al entrar en el signo de Virgo irá aportando a los signos de Tierra nuevas oportunidades para experimentar, o proponerse experimentar, mayor armonía en su interior, será un tiempo para vivir con los sentidos despiertos y disfrutar de la sensualidad, pero también un buen momento para crear vínculos o trabajar el equilibrio interior y en las relaciones. La energía va directa al chakra del corazón por lo que los placeres exteriores han de encontrar vías de conexión interior con lo sublime, un buen momento también para sanar heridas en la propia estima, sentimientos de valía. Buen momento para calcular posibilidades de inversión y rendimiento de capital. Pero para ello, hoy que tenemos cuarto menguante, también será importante “vaciarse”, simbólicamente, de lo que ya no es importante ni necesario, liberarse de cargas pesadas y poder recuperar energía al máximo para irse preparando para el nuevo ciclo que se iniciará en unos días con la luna nueva. En fase de Luna menguante también se puede sentir más cansancio, es algo que también debemos respetar a nivel orgánico para no perder nuestro equilibrio energético interior.

Corresponde, como no para la Tierra es bien conocido, tener paciencia y tesón, e integrar algo que va más allá de lo práctico y material, el desarrollo de la intuición, la apertura a nuevos conocimientos, métodos y personas que ya se han atrevido a probar con enseñanzas en las que los grandes ideales, el sentido del bien común están ya trabajados e integrados para seguir evolucionando y creciendo como personas, elevándose como almas en continua expansión y evolución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario