04 mayo 2018

LA INFLUENCIA DE URANO



Preparando su tránsito por el signo de Tauro.

Vamos a entender el movimiento de Urano en los próximos meses, porque debido a los movimientos retrógrado-directo entrará en Tauro, pero volverá aún a Aries durante un tiempo.

El 15 de mayo de este año Urano entra en el signo de Tauro. Pero al iniciar su movimiento retrógrado el 8 de agosto, le lleva a partir del día 7 de noviembre a situarse de nuevo en el signo de Aries. Ahí permanecerá hasta el 7 de marzo del 2019 que vuelve a entrar en Tauro.

Esto nos indica que seguirá aún influenciando a las personas nacidas en el último decanato de Aries, y ya está influenciando a las primeras nacidas en el primer decanato de Tauro.

Por otra parte, también afecta a los planetas de nuestra carta astral situados en estos grados, si los hay.

En cada Carta Astral, tanto Aries como Tauro están en la cúspide (inicio de una Casa)  de una Casa diferente para cada persona, o puede que interceptados. Así pues, las experiencias para cada uno de nosotros, como siempre, son diferentes, y, es lo importante, individuales, porque depende de muchos factores de nuestra carta astral, de nuestro entorno cultural, de nuestra evolución, de nuestro progreso, hay muchas variables, por lo tanto matices.

Pero vamos a entender cómo actúa Urano, y puedo decirlo desde la experiencia directa, en los últimos años ha realizado a varios de los planetas de mi carta astral aspectos mayores diferentes: conjunción, oposición, sextil, trígono, cuadratura. Incluida la oposición Urano en tránsito a Urano natal. A esta experiencia se suma el conocimiento que otorgan las consultas y la formación en talleres, donde surgen siempre debates y un compartir sincero y auténtico.

Con Urano no cabe pensar que traerá tan sólo interrupciones, cortes, cambios drásticos, separaciones. No. Urano también puede y lo hace impulsar a una relación más íntima, más cercana y más comprometida, favoreciendo superar temores, propiciando sanación interior para dar un paso grande y avanzar, atreverse, arriesgarse, responsabilizarse del propio mundo interior para lograr vínculos profundos con un fin común.

Tampoco las relaciones que se inician con la influencia de esta energía están llamadas a ser de corta duración y pasajeras, ni mucho menos. Sí que aportará a la relación una creatividad inagotable para renovarse constantemente sustentada por ideales compartidos. Además, siempre hay otros tránsitos que ocurren a la par y están colaborando con el proyecto de nuestra alma.

Esta energía de Urano no está sólo en el Sistema Solar, no es sólo un planeta, es una energía arquetipo concreta que también está en nuestro interior, en cada uno de nosotros. Urano, y esto es importante, en nuestra carta astral es activado cada mes por el tránsito rápido de la Luna, así que todos conocemos y sentimos a Urano. De una manera más lenta, Urano en nuestra carta astral es activado por el tránsito anual del Sol, así como por Mercurio, Venus y Marte, que son los planetas más rápidos, y por el paso de Júpiter y Saturno, los llamados planetas sociales. Quedando en último término los tránsitos del propio Urano, de Neptuno y de Plutón, con sus ritmos más lentos.

Urano nos es familiar entonces, si repasamos estos mini ciclos, si los hacemos conscientes, y deberíamos antes de asustarnos o querer saber con ansiedad qué nos aportará el cambio de Urano al entrar en Tauro. Tal vez no tenemos signos en Tauro, pero desde este signo hará posiblemente a otros planetas de nuestra carta astral algún contacto, por sextil, cuadratura, oposición, trígono.

¿Cómo afecta Urano si no prestamos atención y dirigimos esta energía con sabiduría y amor? Inclina a un individualismo egoísta, lo cual nos empobrece como personas y como raza humana.

En su progreso evolutivo lo integramos en nuestra conciencia para colaborar en el proyecto colectivo de evolución, un mundo que avanza desde la conciencia de Familia Universal, trabajando en nosotros mismos y lo que hemos de cambiar, de esta manera favorecemos el cambio global, el cambio junto con el “equipo” de trabajo al que pertenecemos, "equipos de colaboración humanitaria" aquí en nuestra experiencia terrenal.

Con la fuerza de Urano nos atrevemos a salir de los convencionalismos y evitamos quedarnos bloqueados, que sería la influencia negativa de Saturno, temores y pensamientos y sentimientos de incapacidad e impotencia.

Urano mos inspira para ser originales, innovadores con su poder creativo de vanguardia.

Conectar con él conscientemente, mediante la respiración y la visualización -por ejemplo- nos trae claridad mental, mayor lucidez intelectual, desde la calma interior. Habremos de hacer entonces un trabajo con nuestro mental, control de las asociaciones de pensamientos en relación a nosotros mismos, nuestras relaciones, nuestras experiencias con el dinero, con el trabajo, con nuestro cuerpo, etc.


Urano es una energía que afecta a nuestro mental y a nuestro sistema nervioso, está en conexión con ellas. Urano está en relación con nuestro sexto ckakra, el frontal, conectar con esta energía nos aporta intuición, sabiduría, independencia, comunicación interior con las fuerzas superiores, desarrollo no sólo de nuestras capacidades técnicas y científicas, sino de tendencias místicas.

Con Urano será más fácil para cada uno conectar con una energía más alta en vibración, con la inteligencia y el conocimiento superior, con la Luz, a pesar de cualquier situación que estemos viviendo crítica. Como decía Charles E. Vouga: “Urano es la voz de lo Eterno en ti”.


"Urano representa el empuje centrifugo que,
si no resistido obstinadamente por el tirón concéntrico de Saturno,
actúa en cada punto de un ciclo, transformando el movimiento circular
en un movimiento espiral". (Dane Rudhyar).

Urano: es el genio, la inteligencia cósmica, el mental superior, esta energía nos permite tener acceso a los planos de consciencia que van más allá de lo que conocemos y vivimos. Es la octava superior de Mercurio, y va más allá de sentimientos de rebeldía y de inestabilidad, asociados a personas marginales que no paran de cambiar porque la rutina, en realidad, les da miedo ya que todavía no han encontrado el sentido de “lo sagrado” en el compromiso vivido en la vida cotidiana con los demás, este es un trabajo que tiene que hacer Urano.

“El propósito esencial de la vida para el hombre
es la actualización progresiva de poderes interiores
inherentes al espíritu creativo.” (Dane Rudhyar).


No hay comentarios:

Publicar un comentario