26 abril 2018

Luna Llena 30 de abril 2018


Hoy es jueves, que dentro del alfabeto hebreo corresponde a la letra GUIMEL (3), en relación con el ojo derecho, también en relación con el planeta Júpiter, asociado a este día de la semana.

Sintetizo los últimos y más importantes movimientos planetarios para que podamos aprovechar y organizarnos mejor en el día a día, de una manera general al menos.

 Estos dos últimos días se han puesto retrógrados Saturno (el día 18; Binah) y Plutón (el día 23). Aunque a cada uno de nosotros nos afectará de una manera diferente, ya que ocuparán en su tránsito casas distintas, según la carta astral de cada uno, podemos tener en cuenta algunos temas que están relacionados con sus energías arquetípicas, brevemente. Además, ya está cerquita la Luna Llena, el próximo lunes 30 de abril, en el signo de Escorpio.

Cuando se trata de Saturno, estamos trabajando con la conciencia de los límites, hasta dónde podemos llegar ahora y cómo sobrepasar con estrategia adecuada los bloqueos que impiden avanzar, si así estamos sintiendo que es el momento. Las aparentes dificultades y los retrasos, así como el sentido de lo concreto, de lo práctico, de las plataformas con las que contamos para construir, es importante tomar conciencia de ello para diferentes áreas de nuestra vida el ir observando a este respecto qué ocurre dentro y luego fuera.

Admitamos también por unos días cierto cansancio, descansemos, cuidémonos, a la vez que realizamos todo el trabajo que va surgiendo, que nos piden, o que sabemos que hemos de hacer, más allá de responsabilidades cotidianas.
Es un momento para permitir a nuestra imaginación y creatividad recibir inspiración para reorganizar y planificar con calma.

Plutón, que es el regente de esta Luna Llena en Escorpio, nos motiva para profundizar en nuestras emociones, introspección y análisis, cómo seguir aprendiendo a trabajar con esta energía emocional instintiva más primitiva, encauzándola, liberando traumas y sufrimiento, encaminándonos hacia la serenidad y la verdad de nuestro “ser”, del camino y misión de nuestra alma.

Sin prisas podemos llegar a niveles de conocimiento y sabiduría mayores, ayudas de todo tipo, personas, enseñanzas, un libro, una imagen, un sueño, un encuentro fortuito, una música, todo está delante de la conciencia para comprender en profundidad nuestra historia y nuestro proyecto de vida, que siempre está enlazado a otras almas trabajando en equipos de cooperación mutua para mejorar nuestros entornos, la sociedad, el planeta.





La Luna Llena nos invita a comunicarnos con cariño, armonizarnos y favorecer la armonía donde estemos y vayamos, queriendo ver qué nos dice el corazón y cómo se comporta nuestro cuerpo ante respuestas concretas y cómo digerirlo. Elegir qué hacer con lo que sientes, a voluntad, dominando tus energías, escuchando tu sensibilidad.

Hay siempre vías de solución y caminos por descubrir de gozo en la confianza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario