20 marzo 2018

Equinoccio de Primavera - Hemisferio Norte



Entra el Sol en el signo de Aries.

¡Felicidades a todas las personas que celebran y van a celebran su cumpleaños en las próximas semanas!

Esta energía de impulso ascendente la vemos moderada al estar Marte, rige a Aries, transitando el signo de Tierra Cardinal de Capricornio, y acercándose a Saturno. También la Luna está en Tierra, Fija, en el signo de Tauro, en aspecto a Marte y a Saturno.





Tal vez la palabra que me viene al observar estas posiciones es IMPULSO MODERADO. Hay una tendencia a la mesura, a ponderar las opciones que tenemos por delante, los proyectos a la hora de iniciar nuevos caminos, es importante una buena organización, asumir responsabilidad y compromiso, aprender a utilizar la energía con sabiduría y madurez. Lo que cuenta no son las prisas locas por manifestarse, sino aprender y esperar a estar bien preparado para actuar con eficacia. Sin olvidar una buena conexión con las propias emociones y sentimientos, siendo conscientes de si nos influyen a la hora de dar un paso, o no darlo, y entonces actuar con mayor libertad. Vamos a poder hacer muchísimas cosas, vemos 4 planetas en Aries, un signo que ahora vive muchos acontecimientos, piensa, siente, ha de ser con lucidez. Y lo mismo los planetas que tengamos cada uno en Aries. Asimismo, los signos de Libra, Cáncer y Capricornio, corresponden a la Cruz Cardinal, están involucrados.

Venus rige al signo donde está la Luna en este Equinoccio, y está en Aries en conjunción con Mercurio, y caminando hacia Urano, en cuadratura con Plutón.


Cada momento, cada iniciativa, cada acto hemos de saber degustarlo con todo nuestro ser físico, podemos economizar energía, con lo cual nos desgastaremos menos, y saber escoger entre aquello que sea más útil. Habremos de saber parar y cuidarnos, ocuparnos de lo que nutre a nuestro ser físico. Y, a pesar de esta moderación, no quedarnos parados ni bloqueados, hemos de seguir informándonos y formándonos para seguir avanzando adecuadamente, sabiendo que en todo lo que hagamos siempre podemos revisar qué hay que innovar, qué sé, siento, qué he de cortar, elegir para transformarme y para transformar mi realidad inmediata.

No podemos olvidarnos de la Luna nueva del pasado sábado 17 de este mes, porque tenemos indicaciones complementarias.




Recibamos esta energía durante el nuevo ciclo, las próximas semanas bajo esta lunación, y propongámonos dominar nosotros el ritmo, moderarlo, pongamos atención en el equilibrio, al fin y al cabo aún estamos tratando con la energía de Piscis, que implica mucha sensibilidad y emotividad, y sabemos que para mantener el sistema linfático limpio y el inmunológico alto y fuerte, es necesario sentirnos con el corazón alegre y en actitud apertura, de amor.

Si nos centramos en uno de los regentes de PISCIS, Júpiter, estaba en trígono a las luminarias y en sextil a Plutón -y éste a las luminarias: pequeño gran trígono.

A veces estamos bloqueados en una de las áreas de nuestra vida, aunque posiblemente con un pequeño cambio de perspectiva desde el propio autoconocimiento podríamos abrirnos a esas nuevas posibilidades hacia las cuales quiere encaminarse nuestra alma y así favorecemos la realización de nuestro proyecto de vida actual.




El otro regente de Piscis en la Luna Nueva, Neptuno, permanecía aislado de la figura de aspectos. Podemos así reparar en revisar nuestros sentimientos de víctima o de salvador en situaciones concretas; podemos caer en la cuenta de cuánto aún hemos de trabajar sentimientos de abandono o de culpa y si tiñen nuestras decisiones oprimiéndonos. Y como semilla que nos inspira, podemos conectar con esta fuerza arquetípica de modo que absorbamos y actualicemos en nuestra vida esta energía, que favorece los proceses de transmutación que nos propone Plutón focal en la figura azul en la lunación, mediante el perdón, sabiendo que somos parte de la unidad –la raza humana, todos los seres vivos del Universo- y que con nuestra inteligencia amorosa participamos en la creación de la Nueva Tierra, donde siempre habrá bienestar y alegría para todos y cada uno de sus habitantes. Los grandes ideales siempre han hecho posible que a través de sueños y visiones la humanidad pueda emprender altos vuelos, los que permite su ser transcendental, su alma inmortal.

Revise cada uno en qué casa ocurrió la Luna Nueva y ahora la celebración del Equinoccio de Primavera en el hemisferio Norte, así encontrará todos los matices personales para entender estos nuevos caminos que se abren ante cada uno de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario