25 noviembre 2017

El noveno signo del Zodiaco: SAGITARIO


Hasta el día 20 de diciembre el Sol y Saturno transitan por este signo de Fuego (pasión) y positivo, así que tenemos en Sagitario un temperamento que expresa gran energía, fuerza y valor que puede ser utilizado para vivir con gran actividad desde un espíritu combativo.

También transitan por este signo Mercurio, que pronto se pone retrógrado, más adelante también lo hará Venus (el 1 de diciembre), y durante el período pasará la Luna (el 16 de diciembre, encaminándose hacia el Sol y culminando en el Novilunio). Por eso vamos a definir algunas cualidades de este signo, que las personas nacidas bajo él traen y traerán como semilla, algunas las viven y expresan fácilmente, con espontaneidad, depende del entorno cultural y social; otras las han de desarrollar prestando atención, las han de rescatar por así decir, pero es necesario que emergen en su aspecto evolutivo  para que cada uno pueda llegar a sentirse bien, desde la expresión de su esencia, y el Sol es una de nuestras energías principales.

Hablamos de Sagitario, que está en relación con la Casa IX, y no nos es indiferente aunque no esté en este signo nuestro Sol de nacimiento, ni sea el signo de nuestro Ascendente, pero es un signo que estará en la cúspide de alguna de las casas, o interceptado, con lo cual hay asuntos específicos de la vida que tiñe e influencia. Y, de todos modos, la Luna (vida emocional) progresará por el signo en la carta natal progresada. Todos hemos de incorporar, de activar, de pulir esta energía en un momento u otro de nuestro caminar, con conciencia de ello. Si se sabe, mejor aún, para esto está la Astrología como herramienta al servicio de la Humanidad, y máxime en esta Era de Acuario, para niños y niñas, jóvenes y adultos.





¿Cómo es la energía de este signo de Sagitario? ¿Qué quiere expresar? ¿Cómo influye en la personalidad? Vamos a ver algunas tendencias que expresaría una persona nacida bajo el signo de Sagitario. Teniendo en cuenta muchos matices, toda la carta astral, pero uno importante, la posición del regente, Júpiter, por signo, por Casa y aspectos.

- Idealismo, pudiendo expresarse en un espíritu romántico y perfeccionista, caracterizado por ser sincero. Les interesa lo transcendente, pero también lo inmediato, e intentan hacer fusión de ambas tendencias, con resultados variopintos.

Tienen gran fuerza mental, son buscadoras de la verdad, de la trascendencia, a través de conocimientos filosóficos o religiosos, del estudio de las leyes. El problema puede surgir cuando quieren imponen su verdad, o cuando quieren tener siempre la razón y les cuesta reconocer sus errores, el orgullo y la soberbia les puede perder en su afán por guardar las apariencias.

- Expansión, en el plano intelectual, pudiendo ser ingeniosos, y en el plano práctico, en sus actividades, buscan el triunfo absoluto. Pueden ser versátiles, pero también inconstantes, cambiantes, dubitativos, susceptibles, esto puede frenar, obstaculizar algunos de sus propósitos.

Llevado a un extremo los puede hacer grandes cazadores y conquistadores, con sus connotaciones más complejas, porque puede volverse temerario y radical. Un proceso de involución puede iniciarse cuando sólo se centran en su complacencia sensual personal, se pueden convertir en auto indulgentes, con falta de escrúpulos, adoptando actitudes impacientes, coléricas, en la expresión más rígida les costaría aceptar y admitir que los demás no son como él, que ni quieren ni pueden vivir según sus normas y reglas.
Con esta tendencia algo interiormente les inspira para mejorar la posición y circunstancias en las que hayan nacido, ser superiores puede ser una obsesión, marcándose metas demasiado ambiciosas, demasiado grandes y pudiendo mostrarse superiores, altivos.

Les caracteriza el optimismo, la alegría, la búsqueda de comodidad, del placer (en extremo, pueden ser grandes comedores, tendencia por tanto a la obesidad y a enfermedades propias del abuso de la comida, una mala dieta, o abuso de sustancias euforizantes), incluso del lujo, algunos serán muy sibaritas, depende del refinamiento del individuo puede mostrar muy buen gusto o ser muy barrocos. Pueden desarrollar generosidad, aunque a veces sea para no sufrir problemas y vivir mejor, disfrutar. Desarrolladas estas cualidades con conciencia pueden mostrarse con una tendencia filantrópica exquisita.



Uranographia de Johannes Hevelius. Atlas Coelestis. 1690


Aspiran a una meta más lejana siempre, en extremo les puede llevar a la insatisfacción, y a la frustración. Por ello, les puede gustar viajar lejos, vivir aventuras, explorar, conocer otros países y culturas, civilizaciones, desarrollar un espíritu internacional. Si una persona Sagitario no pudiera viajar mucho, los viajes que realice marcarán etapas y momentos cruciales inolvidables.

- Espíritu constructivo, capacidad de organización, espíritu visionario, gran intuición y, si se lo propone, capacidad de adaptación, es un signo mutable y dual. Capaz de hacer síntesis de múltiples conocimientos, pero pudiendo pasar por alto los detalles para su aplicación práctica y ejecución, perjudicándose a sí mismos y a personas implicadas en sus proyectos y aventuras.

- Sociales, necesitan la amistad, la familia, pero también si no dominan los rasgos más negativos de su carácter por inercia y comodidad, al mostrarse inconstantes, pueden ser muy independientes, pudiendo incluso ser bastante individualistas a pesar de que el objetivo es ofrecer sus conocimientos, experiencia y dones para ayudar a la humanidad.

Su espíritu social les puede animar a ser reformistas, en la dualidad, y vivido sin discernimiento, volvemos al mismo problema, imponerse para que otros sigan sus sentido de la ética, del respeto y las normas que le parecen más perfectas y oportunas.

También puede tener un gran sentido de las jerarquías y de las leyes, del respeto, y esto en extremo le puede conducir a comportarse de manera demasiado formal, según las apariencias, pendiente del entorno, a ser un conformista y sentirse auto satisfecho.
También pueden adoptar un rol muy paternal y aparentemente liberal, pero puede haber un trasfondo autoritario, como hemos visto anteriormente.



Como vemos, siempre estamos evolucionando en dualidad, en el mundo aparente de las formas y el trabajo más grande es desarrollar conciencia, estar atento para ir mejorando las tendencias y los rasgos “automáticos” que pueden surgir de las energías planetarias que hemos elegido para seguir creciendo y mejorando como personas, como Ser Humano.



16 noviembre 2017

Luna nueva en Escorpio de noviembre – Autodeterminación y constancia


El sábado 18 de noviembre a las 13:42 (Madrid) iniciamos nuevo ciclo en sintonía con la Luna Nueva, situada a 26º del signo de Escorpio, por donde transitan además Venus y Júpiter, 4 Planetas en este signo de Agua de la Cruz Fija, elemento en el que también se sitúa Neptuno, 5 planetas de 10 en el elemento Agua. Parece que la función sentimiento vuelve a estar muy señalada para que la integremos y trabajemos con ella, no nos va a quedar otro remedio que mirar nuestras emociones y aprender con mayor sabiduría y maestría a vivir con ellas y utilizarlas como guía para tomar decisiones y hacer cambios y transformaciones. Porque a esto nos invita la energía de Escorpio:

- experimentar
- transformar

Y pertenece a la la Cruz Fija: persistencia y, además, mesura. Ciclo que nos permite seguir aprendiendo a concentrar nuestra energía para lograr los cambios a los que aspiramos sin ser extremos ni excéntricos.


Y podemos desplegar nuestro potencial creativo en esta nueva etapa, no nos vamos a conformar pero no podemos dejarnos llevar por la ira, ni convertirnos en fanáticos, ni en manipuladores porque entraríamos en caos. Hemos de evitar la crítica corrosiva, la intolerancia ya que estas actitudes conducen a la soledad y a la pérdida de salud. Habremos de vivir con orden, bajando la intensidad, estando atentos a cualquier movimiento interior de venganza, de recelo extremo, de querer manipular, no vencer a la tentación de manipular.






En el polo opuesto de Escorpio, como signo que forma parte del eje, está Tauro, por tanto hemos de recordar que somos constructores y para ello podemos desarrollar la paciencia y la constancia, y utilizar los sentidos al completo para guiarnos en estos momentos de cambio. Las luminarias están en quincuncio con Urano, en aspecto separativo, con lo cual los cambios que haremos y que vienen ya vienen de atrás y lo que estamos haciendo son grandes ajustes para su manifestación. Sólo tenemos en el elemento Tierra a Plutón (Capricornio), en Aire a Marte (Libra), ambos planetas son el regente y el corregente del signo de Escorpio, y ambos están conectados por aspecto de cuadratura, hay una tensión y una predisposición a emplear energía para conseguir mantener o lograr armonía sin rechazar los desafíos, el primer ajuste es interior, tomo conciencia de mi energía y la utilizo para crear en mi realidad y colaborar en la realidad de otras personas según me vayan solicitando, pero sin desgastar las propias fuerzas. Siempre mesura. Es esencial no caer en extremos, Marte está en oposición a Urano. Hay veces que se nos requiere improvisar y asumir lo nuevo, pero no es necesario exagerar ni comportarnos radicalmente.

Como uno de los regentes es Plutón, y tanto por su contacto en sextil con Venus, como por su cuadratura con Marte, sabemos que habremos de actuar desde la inspiración de nuestra voluntad espiritual que nos sugiere como meta la perfección, pero aceptamos con humildad nuestros límites y gracias a ellos nos mantenemos en la humildad, es una manera de disolver los sentimientos de soberbia y de grandeza en los que nos sumerge la energía de Plutón si la conciencia no está atenta. Repasamos dónde está Plutón en la propia carta astral, y dónde está Marte, gracias a estas dos energías evolucionamos, pero tienen su orientación menos positiva, y es lo que tratamos de moderar con atención.

Júpiter camina hacia un trígono con Neptuno, así pues seguimos inspirados desde el interior por sentimientos de generosidad y bondad, información y meditaciones que nos van a conectar con lo más hermoso de nuestra alma para inspirarnos y con otras energías sutiles que apoyan nuestros procesos de desarrollo y evolución, con inspiraciones, intuiciones, visiones, también para nuestros asuntos financieros, prácticos, de realización de metas y logro de cambios que se barajan desde las semanas pasadas.

Mercurio está en trígono a Urano, así que sigamos animados para estar abiertos a una comunicación inspirada, a poder avanzar con trámites y gestiones, tanto en lo material, en lo práctico, como en lo intelectual y en lo espiritual podemos utilizar la guía superior, en calma mental, para crear sustancia, para materializar, para avanzar con los cambios. Eso sí, hay que estar pendiente de la calidad del pensamiento y de las emociones e ir haciendo ajustes internos. La intención es muy importante.

Por supuesto, nos dejamos inspirar también por los elementos en los que los Nodos lunares (Nodo Norte en Leo - Nodo Sur en Acuario) se encuentran: Fuego y Aire (Norte y Sur), de ahí el título de estas reflexiones, vivir con autodeterminación, asumiendo iniciativas con confianza e independencia, decisión firme y seguir con buen paso guiados por la intuición, colaborando juntos.





¡Feliz nuevo ciclo de renovación y cambio en el Amor y la Luz que somos y nos guían siempre!


¡Saludos cordiales y afectuosos!

María José Pérez

04 noviembre 2017

Luna llena de noviembre en el signo de Tauro


Seguramente todos, pero con diferente intensidad, estamos sintiendo la potente energía de la Luna Llena en el signo de Tierra Fija de Tauro de este mes de noviembre.
Es momento de reconocer nuestras emociones, de centrarnos en el séptimo chakra, porque la Luna y el Sol están recogiendo la energía de Neptuno y nos facilita esta conexión con la Luz, el Amor, el pensamiento Divino.






Cuando hablamos de Neptuno podemos también revisar nuestro sistema de creencias basados en las ilusiones, pero, decía Descartes:
“Hasta una falsa alegría suele ser preferible a una verdadera tristeza”. Es decir, que desde el chakra del corazón, vinculado a Venus –ahora transitando por Libra y en contacto con Urano- y desde el cual sentimos alegría, podemos invocarla mentalmente, con gestos, para hacer esta conexión chakra corazón-chakra 7 y deshacer cristalizaciones de depresión por desilusiones afectivas.

Con Neptuno nos concentramos en el chakra corona. Cuando el chakra 7 no funciona bien podemos sentir, por ejemplo, agotamiento, depresión, pensamientos confusos. Por eso es momento ahora de revisar desde la aceptación de nuestras emociones, desde la escucha de nuestro “mundo de los deseos” (chakra 2 - Luna) qué nos ha llevado a este desajuste, porque es momento de equilibrio para obtener mayor fuerza en nuestro cuerpo físico, con Tauro nos remitimos a lo material, y nuestro vehículo físico siempre necesita atención a través de la alimentación y el descanso, y muchas veces nos cuesta respetarle, escucharle, atenderle. Hemos de armonizarnos respecto a nuestras necesidades básicas –chakra 1- y desde este equilibrio la energía puede seguir ascendiendo hasta el chakra 7, y en su recorrido ir nutriendo adecuadamente los otros centros de energía. El chakra corona nos lleva a la conexión con la glándula pineal, o epífisis (ya mencionada por Descartes en el siglo XVI). El chakra corona en equilibrio nos permite los estados de conciencia ampliada. En esta ocasión lo vamos a realizar con la intención de equilibrar ambos extremos, nuestra conexión cielo-tierra.






Es tiempo de transformación profunda, pero no tenemos por qué sentirnos ni mucho menos desorientados, si hacemos lo necesario es tiempo para lograr un mayor anclaje, de estabilidad interior, y si hemos hecho lo necesario anteriormente. Tal vez estos días una sesión de Constelaciones Familiares va a favorecer cambios para uno mismo y para el esquema familiar, la Luna también está en trígono con Plutón, además de con Neptuno; y el Sol en sextil con Plutón para que podamos desarrollar esta capacidad de involucrarnos intensamente, completamente, respecto a pensamientos limitantes, para equilibrar extremos, evitar exageraciones y polaridades (no caer en dogmatismos, estar pendientes de no abrirnos o cerrarnos por completo y radicalmente a lo espiritual-religioso, por ejemplo), tiempo de moderación, para sanar heridas emocionales profundas, para encontrar respuestas a través de la meditación, la visualización, la oración, del desarrollo de la compasión, del amor y la bondad, inspirados por conocimientos metafísicos y experiencias de generosidad altruistas. Los grandes ideales dan sentido a la vida Humana.