22 septiembre 2017

Equinoccio de Otoño 2017

La Carta del Cielo para el momento de la entrada del Equinoccio de Otoño de este año 2017 aparece con un Ascendente Tauro (en Madrid). El Sol entra en el signo de LIBRA (lo vemos en la Casa VI, que corresponde a Virgo, pero gobierna la Casa V, cúspide en Leo) y VENUS está posicionado en el signo de Tierra de Virgo en la Casa V, muy cerca de Marte y en oposición a Neptuno en Piscis (en Casa XI), tomando en cuenta sólo los aspectos aplicativos.






Siguen dominando energías que nos invitan a seguir siendo prácticos y efectivos, ordenados, pero sin exigencia, con calma para poder perseverar, planificar y así “realizar una carrera de fondo” en la que podamos expresar nuestra creatividad, disfrutar con la acción que emprendemos desde el corazón, con humildad pero atentos a cómo vamos de auto estima y auto valoración, y si es necesario mejorarla.

Somos conscientes de nuestros ideales, de nuestro "orígen", y nos sostenemos atentos a ese arraigo que nos da alimento, cuidamos nuestras ramas celestes y cuidamos de nuestro cuerpo terrestre arraigados a la Madre Tierra que nos acoge. Puede que nuestros ideales no estén ahora en sintonía con personas cercanas a quienes queremos, tengamos paciencia, es momento de libertad, permite el espacio entre el otro y tu si no surge más acercamiento. Dediquemos más tiempo a aquellos con quienes sí podemos compartir de manera fácil y fluida, son compañeros de Dharma.

No podemos forzar los cambios, iremos siendo inspirados con sabiduría, iremos aprendiendo, podemos seguir de cerca y acompañar a quienes queremos, pero sigamos avanzando más estrechamente con quienes ahora en nuestro momento concreto actual de crecimiento sabemos que es fácil, que son compañeros para ir con serenidad construyendo; o en lo que sea más personal, también  habremos de aprender a caminar solos, asumiendo nuestra inspiración propia. Pero siempre dispuestos a colaborar y apoyar en lo práctico a las personas que están cerca, cuando podamos, ahí podemos poner tiempo, conocimiento, algo para aportarles, porque a nosotros también nos llegará. Nuestros procesos de regeneración y los suyos están interconectados.
Distribuyamos bien nuestras energías y aceptemos nuestros límites.



Otoño, de Giuseppe Arcimboldo, 1573



Nuestras raíces están en Cáncer, en lo más profundo de nuestro ser, en ese silencio y música celestial que si paramos a "escuchar" nos conecta con fuerzas metafísicas. Estando la Luna en Escorpio, sabemos que nuestro proceso sigue siendo importante porque estamos a la escucha de nuestras emociones, pueden guiarnos, nuestro instinto e intuición, y aceptamos el trabajo que habremos de seguir haciendo en la vida diaria para regenerar, limpiar, purificar, transmutar todo aquello que es kármico, todo puede ir rápido, pero no podemos acelerarlo nosotros, si dedicamos cada día espacios para meditar, para crear serenidad y silencio interior, vibrando alto, en positivo, en Luz, durante estos tres meses avanzaremos mucho día a día para mejorar nuestra salud, nuestros diferentes ambientes de trabajo y relación con compañeros, nuestras relaciones con los compañeros “mascota” (amigos y miembros de la familia), la relación con empleados, la relación con tíos y tías, no sólo en el tú a tú, presencialmente, sino a nivel energético. Hay trabajo en los planos "invisibles". La mente tiene el poder que queramos darle, con su ruido nos puede distraer, pero si la “domamos” con nuestra voluntad está al servicio también de nuestra alma y su proyecto evolutivo.


Abrazos cariñosos desde las estrellas y planetas de todos los seres de Luz que nos acompañan y guían con sabiduría y amor.

16 septiembre 2017

Novilunio de septiembre



¿Qué ocurre durante la Luna Nueva de septiembre 2017?


Respecto a cambios de dirección:

Día 29 de septiembre, viernes: Plutón Directo a 17º de Capricornio.
Importante para las personas con un planeta personal en este grado, sobre todo las luminarias. Pero también para Cáncer, Aries y Libra.



Respecto al reparto de planetas en los 4 elementos:

En esta Luna Nueva de septiembre encontramos a los planetas situados en los signos de la siguiente manera:


Tierra: 6 planetas nada menos: Plutón en Capricornio, con la importancia de su cambio de dirección a finales de mes. Sol y Luna en el grado 27 de Virgo. Y en Virgo también están Venus, Marte y Mercurio. Formando conjunción. En estos días, por tanto, este signo, aunque también los de Tierra algo más en general (Tauro y Capricornio) están teniendo en sus vidas más movimiento: intensidad, noticias, actividad, relaciones, emotividad. Yo diría que aprovechen para realizar ajustes internos, de autorealización y toma de conciencia, respecto a carácter, la propia psico emotividad, y en cuanto a cambios externos que quieran lograr y realizar. Es un buen momento para llegar a acuerdos con mayor entendimiento, dialogando, poder firmar contratos, realizar compras prácticas a buen precio, salir de la rutina, el estancamiento, la comodidad. Eso sí, habrá que hacerlo con delicadeza y respeto, conociendo bien los puntos fuertes los propio Virgo o los que tratemos con Virgo, a veces habrá que hacerles tomar conciencia de los mismos, lo más fácil y lo más complejo que se manifiesta de este signo.



Aire: Júpiter a 25º de Libra, ¡es el único! Señalamos entonces la importancia del signo y del planeta, hasta que entre el Sol en Libra (día 23), la Luna lo hará enseguida.



Fuego: Saturno y Urano.


Agua: Neptuno en el grado 12 de Piscis, también cobra importancia este planeta y el signo, hasta que Júpiter entre en Escorpio, el día 10 de octubre.







Aspectos del Sol y de la Luna:

Van dejando la cuadratura con Saturno, y señalo el quincuncio (partil: comparten el mismo grado) que forman en esta Luna Nueva con Urano en Aries, retrógrado.

Revisamos en qué Casa de nuestra Carta Astral ocurre esta Luna Nueva, porque marca un inicio, una nueva forma de abordar sus asuntos, circunstancias, comprensión. Depende de si en este grado 27 de Virgo tenemos algún planeta. La verdad es que estos días habremos de mirar qué planetas están siendo activados por los tránsitos en Virgo, así como por Plutón. Y también va siendo importante para las personas nacidas bajo el signo de Escorpio, Júpiter se va aproximando.


Con la energía de Virgo hemos de ocuparnos de todo lo que son nuestras circunstancias de la vida corriente, el cuidado de nuestra salud, y plantearnos qué la deteriora y qué hemos de hacer para estar en armonía con nosotros mismos, el entorno, desarrollar “adaptación” en nuestras relaciones interpersonales con los compañeros de trabajo, cómo cuidamos el cuerpo físicos en cuanto horas de acción y descanso. Esto nos facilitará no sufrir enfermedades crónicas en un futuro (Piscis-Casa XII), evitar crearnos situaciones de encierro a todos los niveles, y qué decisiones tomamos en relación a otras personas para no generarnos consecuencias nefastas, causa-efecto, mal karma, enemigos ocultos. Es Tierra, implica cuidado y responsabilidad, los detalles son importantes. Y reflexionar qué es práctico para uno, conectando con el corazón y el alma, no con lo que hace la mayoría, lo que supuestamente se impone porque es “así la sociedad y el mercado”. Todo se puede cambiar, está Urano para recordarnos este potencial, no cumpulsivamente, sino para mejorar con calma.



El quincuncio es la figura que resalta en este Novilunio, hemos de reflexionar acerca de lo verdaderamente importante y prioritario en nuestra vida para expandirnos, llegar a esa meta ideal, cómo lograr esos conocimientos que son básicos para dar sentido a nuestra vida y existencia, atrevernos a activar lo necesario para las experiencias adecuadas a nuestro momento presente. Y es imprescindible la VOLUNTAD. De hecho, miremos si en nuestra Carta Astral se da este aspecto, y entre qué planetas y en qué casas, porque favorece el desarrollo de nuestra voluntad. Tengamos en cuenta nuestros límites en este momento, los de nuestra constitución básica física, el cuerpo, y cómo mejorar para ir un poco más lejos, hasta donde se pueda, sin ansiedad. Tal vez hemos de decir “hasta aquí”, tal vez “no, tal vez “suficiente”, no hemos de contentar al mundo exterior, nunca vamos a agradar a todos por igual. Por eso hemos de aceptarnos y saber cómo dirigir nuestra energía emocional, mental, física para seguir creciendo espiritualmente, y en el mundo práctico.


Es el momento de examinar nuestra “insatisfacción”, la “frustración”, sin descargar en los demás las responsabilidades nuestras. Es tiempo de mejorar uno mismo, de mejorar el entorno todo lo que no corresponde a lo que parece posible y adecuado.


D. Rudhyar (Los aspectos astrológicos) nos dice:

“La insatisfacción que surge del quincuncio constituye un nuevo desarrollo de importancia, porque el verdadero sentido del “yo” comienza entonces a desarrollarse. Estamos mejorando, a partir de nuestras resistencias y defectos para negociar un giro. El quincuncio nos permite afrontar y asimilar las experiencias que tendrán el poder de rectificar y de afinar la expresión de lo que simbolizan los das funciones planetarias implicadas”.



Aquí tenemos en el Novilunio implicados al Sol, la Luna y a Urano. A nivel colectivo, entonces podemos estar participando en este trabajo evolutivo, los altos ideales han de preceder la acción del individuo, los cambios se han de hacer en el respeto de la otra individualidad. Se pueden establecer relaciones basadas en grande ideales y en busca del bien común fraterno, vivir profundamente inspirados por el principio lunar maternal, cuidados y nutrición, la propia, hacia uno mismo, y hacia la colectividad. El bloqueo surge si las permitimos a nuestras emociones dirigir nuestros cambios de manera caótica, o nuestro egoísmo de manera déspota imponer cambios drásticos a los demás.


La falta de Aire nos pide estar atentos a no comportarnos subjetivamente, la falta de Agua a desarrollar más empatía y comprensión y estar atentos para que el sentimentalismo no nos ciegue absurdamente, desarrollemos visión. Con Júpiter hemos de mantenernos optimistas y abrirnos al conocimiento, pero no ser exagerados y perdernos en el placer como cura a la ansiedad y la insatisfacción, pero sí creando situaciones de bienestar interior y exterior para nosotros y los demás. Con Neptuno podemos sintonizar con el Amor Universal, incondicional y desarrollarlo, pero sin crear relaciones adictivas y controladoras.


Es un momento para pedir, porque va a llegar de sobra, información para comprender los cambios que hemos hecho, y los que queremos hacer, las situaciones que hemos vivido, las relaciones y sus crisis y momentos difíciles. Se puede mejorar mucho en diversos aspectos prácticos (Virgo), personales y sociales (Júpiter) si nos mantenemos lúcidos y predispuestos a cooperar y ser flexibles, buscando la armonía para todos, este es el principio de Libra (Júpiter). Como siempre, será clave la confianza, en el propio potencial, en el trabajo en colaboración con las personas apropiadas. Estemos por tanto atentos a nuestro “ego”.

“Definición de ego: es una idea que te identifica como alguien separado de los demás y la suma total de tus logros y adquisiciones. En resumen, tu ego te indica que eres tu personalidad y tu cuerpo y que has de competir con todos los otros cuerpos y personalidades con que te encuentras cada día.” (W. W. Dyer, La fuerza del espíritu).




Gracias a Neptuno conseguimos sentirnos ligados con los demás, nos aporta sentimiento de unidad. Es una energía que nos facilita sentir que lo que hago a otro ser ahí afuera de las fronteras de mi piel, también me repercute. Pero Urano vuelve a ser una energía que nos conduce en evolución a la fraternidad compartiendo ideales, o nos inclina a la separatividad, el egoísmo, pautas radicales y extremas. Y llega Plutón para llegar al fondo de todos los conflictos y que los resolvamos, sino aparecen en nuestras sociedades agentes que representan al conflicto mismo. Nos ayudará a ajustar todo lo que han movido los eclipses de agosto en el eje Leo-Acuario, no sólo en agosto, pudo haber sido antes, unas semanas antes. Sé que es una energía muy potente, la conozco por sus tránsitos a lo largo de las Casas, su fuerza nos exige mucha atención interior, escucha, visión, compromiso, y en muchas ocasiones, ayuda, de muchos tipos, y nos llegan, porque nos inspira, y porque somos un pequeño proyecto de un Gran Proyecto. Pero está aquí para que logremos nuestros propósitos evolutivos.


Tengamos en cuenta que en junio Neptuno entró en fase de retrogradación, y Urano en agosto, y la Casa por la que transiten y sus aspectos a otros planetas nos está llevando hacia dentro, puede que hayan cambiado algunas pautas y ritmo en nuestra vida y que no queramos emprender, no estemos tan extravertidos, sociables, comunicativos hasta que cambien de nuevo. Tengamos paciencia, la energía no nos acompaña hacia afuera, estamos descubriendo interiormente, poniendo orden, sepamos vivir estas semanas de acuerdo a lo que ahora corresponde trabajar interiormente.

Y ahora vamos con la energía de Plutón. Es muy importante si está en relación con el Sol, la Luna, Mercurio, Venus y Marte. Es una de las energías más vinculadas al karma, tanto positivo como negativo, evolucionamos en la percepción de la realidad dual. Por lo que en sus tránsitos y progresiones conectamos con nuestro pasado kármico y sus personajes, sus arquetipos, y recogemos frutos o habremos de terminar de realizar, arreglar, crear lo que dejamos sin hacer o hicimos a medias, o hicimos desastrosamente. Una oportunidad se presenta.



"Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la casualida noe s sino un nombre para la la Ley no reconocida; hay muchos planos de causación, pero nada se escapa a la Ley." El Kybalion.



Las flores de Bach van a ayudar a trabajar con las emociones. Con Plutón podremos revisar las del grupo que corresponden a miedos, hipersensiblidad, desánimo y desesperación. Creo que se debe abrir el tratamiento en muchos casos con Agrimony porque la acción de Plutón es muy intensa y penetrante. Si se desconocen las flores y su tratamiento, siempre acudir a una persona con preparación. Como siempre, en la consulta de Astrología conmigo se acompaña del tratamiento gratuito de las mismas siempre que se solicite. Con Plutón, las luminarias en Escorpio, se tiende precisamente a ocultar el tormento interior, la ansiedad. Con Agrimoy podemos empezar a sentir que hemos tocado fondo y empezamos a remontar y que se puede ir caminando hacia la armonía.



“Un corazón frío y una mente estrecha no son hábitos que queramos reforzar. Eso no nos va a predisponer al despertar. De hecho nos mantendrá más atrapados. Por eso asumimos el compromiso del guerrero, el voto de cuidar los unos de los otros, para hacer todo lo posible y evitar darle la espalda a ninguna persona.” (Pema Chödrön, Vivir bellamente).



Plutón es una energía que nos impele a dar un salto evolutivo y las experiencias que pudieran aparecer no son siempre agradables, pueden provocar un gran shock, depende del “contrato” de vida de cada uno, del “karma”. Me viene el caso en consulta de una mujer que a los 40 años se queda viuda, con varios hijos, de repente, en menos de dos meses el marido fallece de cáncer. El Sol progresado de la mujer estaba en el grado 10 de Escorpio, Luna progresada en Casa IV  a 4º de Aries avanzando hacia Urano natal, Plutón en tránsito a 2º del Sol natal, Urano en tránsito a 4º de la Luna natal; Urano T oposición Urano N. Neptuno T cuadratura Neptuno N.

Otro caso en consulta es el de una persona con 42 años a quien Plutón por tránsito comienza a movilizarle a Venus, en cuadratura, situado este planeta en la Casa XI, Plutón en la Casa de los valores, Venus regente de VII y de XI. Emprende una toma de conciencia respecto a la necesidad de transformar todo su vida afectiva, a través de nuevos valores, ideales. El Sol empieza a ser transformado también por Plutón, rige la casa de las metas, los logros, la vocación y emprende un camino nuevo de aprendizajes (Mercurio también recibe aspectos de Plutón) junto con un compañero de camino diferente con quien participar en este nuevo desarrollo interior, ya imparable, todo empieza a desbloquearse gradualmente y descubre otras capacidades que han permanecido dormidas.

Podría ilustrar la influencia de Plutón con varios ejemplos más, pero lo que interesa es recalcar que su influencia puede ser y es positiva cuando trabajamos en nuestro despertar interior, que nos da una fuerza nueva, o renueva y trae a la conciencia potencial dormido, potencial en espera del momento adecuado para su desarrollo, su crecimiento, y es ahora, con Plutón.


Tengamos en cuenta con los tránsitos de Plutón que también se van a realizar ajustes si aspecta a alguno de nuestros nodos lunares y a nivel de chakras, dependiendo del planeta con quien entre en relación. La meditación, estar en el presente, qué nos pasa por la cabeza, permanecer conscientes de nuestro cuerpo, dónde sentimos “los nervios, la emotividad, el dolor” nos va dando señales de qué se está intentando reajustar. Plutón puede afectar al Sol y se inicia un descubrimiento acerca de la propia voluntad, se va a reequilibrar interiormente cualquier complejo respecto a la propia auto estima, la auto valoración personal, una mayor afirmación si es necesario. Importante entonces cuánto se conoce uno, y dependiendo del signo donde está el Sol, podemos ver que nos afecta a los ojos, al ojo derecho sobre todo, al chakra del plexo solar. Las resistencias harán que sea más pesado, incluso más duro el tránsito. El consejo, el apoyo, las ayudas, las terapias van a ir encaminándonos siempre y cuando tomemos las riendas de nuestra vida y decidamos hacer los ajustes y cambios necesarios para mantener la salud. Hay nuevas visiones que quieren guiar nuestra vida y hemos de aceptarlo y ser pacientes durante este período. Inevitable que el primer chakra se movilice durante este tránsito, nuestra vida se desestabiliza, tal vez no estamos acostumbrados, y el objetivo no es un sufrimiento inútil, sino avanzar a otro ritmo, desarrollar talentos que traemos, descubrir otras enseñanza, a otras personas, viajar a otros lugares, integrar el cambio y lo desconocido como vías de desarrollo. El Sol también está en relación con el corazón, con el chakra 4, con lo cual durante esta etapa seguramente se aprende a ser más compasivo, más solidario, el amor sana y sólo saliendo del egoísmo y de la “pequeña concha donde pudiéramos refugiarnos” obtendremos experiencias de bienestar inimaginables.






Plutón puede movilizar el chakra de la comunicación, a Mercurio, o toda nuestra vida afectiva y sentimental a través de la Luna y de Venus. Y así podemos seguir revisando, en cada persona será en el momento propicio, una oportunidad de liberación, en diferentes fases, sin prisas porque este es uno de los planetas más lentos, es profundo lo que estamos transformando y cómo resurgiremos renovados al finalizar su ciclo a través de esta facilidad que nos da Plutón para generar interiormente energía.




12 septiembre 2017

Dualidad – Elemento Aire



Cuando va más allá de la conciencia, hay un estado de no-dualidad, en el cual no hay cognición, sólo puro ser. En el estado de no-dualidad, toda separación cesa.

Nisargadatta Maharaj, nacido bajo el signo de Aries


Nuestra mente inquieta fluctúa entre visiones y posibilidades opuestas. Nuestra conciencia ha de aceptar este cambio constante y moderar, desde la sabiduría que da la experiencia y el conocimiento continuo, este balancín al que quedan sometidas entonces nuestras emociones. La dualidad nos permite sentir tanto amor como rechazo: unión-separación. La dualidad nos permite sentir alegría y tristeza, optimismo-pesimismo, podemos tener un día de vitalidad y energía para poder actuar, pero también podemos tener un día de pereza, apatía, letargo. Desde Piscis aprendemos el amor incondicional, no podemos pasarnos la vida queriendo ser siempre actuar de manera perfecta –se encarga Virgo de ponernos delante los defectos y comienza la ansiedad. Pero todo está entretejido. Estos tres signos que hoy están activos por los planetas presentes en ellos interconectados (Géminis, Virgo y Piscis) son precisamente “mutables”, de cambio, y hemos de aprender a ser tolerantes y flexibles, con nosotros mismos y nuestras fluctuaciones, así podremos serlo con los demás, comprensivos y empáticos, con capacidad para ponernos en el lugar del otro.

El elemento Aire nos vincula con los pensamientos, las ideas, los conceptos, la objetividad. Observemos en nuestra Carta Natal cuántos planetas hay en este elemento. Por ejemplo, algunas observaciones:
Si no hay planetas en Aire, podemos comportarnos y pensar de manera subjetiva en muchas ocasiones, y si hay demasiados planetas en Aire podemos sentir demasiada tensión mental y nerviosa.







Esta conexión con el Elemento Aire nos proporciona ante los acontecimientos tener una mayor perspectiva, analizamos y somos racionales, gracias a nuestras ideas podemos conectar con otras personas afines. El elemento Aire está vinculado a la respiración, es “Prana”, por eso Mercurio, una Luna en Géminis o con Mercurio, que rige a este signo,  está orientada a relacionarse, intercambiar, participar, vincularse, desarrollar el yo social.


Nuestro cuerpo etérico se nutre también de “aire”, oxígeno, y de luz (con la vibración de sus aspectos cromáticos), no sólo de agua y comida extrae nuestro cuerpo la “vida”. Nuestra vida depende sobre todo de la calidad de nuestros pensamientos, de su vibración. Nos corresponde a nosotros permanecer atentos, observadores a nuestro mundo interior para repolarizar todo pensamiento de baja vibración, a voluntad, porque así lo decidimos. En la dualidad avanzamos, pero nos lleva al conflicto y al sufrimiento, por ello, con paciencia según vamos quitando las etiquetas de “bueno-malo”, “blanco-negro” y observamos que todo está entrelazado vamos encontrando la paz. Vemos y queremos tener en cuenta toda la escala cromática en su totalidad. Como el día y la noche, la luz y la oscuridad se suceden. La clave es abrir bien los ojos, sentir la unidad en el momento presente, la separación es una ilusión, salir de la ignorancia, sumergirnos en la totalidad. Integrar.



12 de septiembre:

La Luna ha entrado en Géminis (Aire) y desde ahí contacta ahora con Marte, a 4º de Virgo (Tierra), y con Neptuno (Agua), a 12º de Piscis (Marte y Neptuno en Oposición).
Géminis es un signo dual, como Piscis.
La Luna se queda como planeta focal en este triángulo de rendimiento que se forma, o T cuadrada, tanto Marte como Neptuno confluyen en la Luna-Géminis.






10 septiembre 2017

Astrología, aceites esenciales y salud



Equilibrando nuestro sistema energético


Aceites esenciales puros recomendados en caso de fatiga física para mantener la energía del cuerpo etérico, restablecer energía. Bien para uso personal, automasaje y baño, o para utilizar en la sesión de masaje (podal, linfático, relajante), reiki, imposición de manos.

Por ejemplo, en esta pequeña lista se incluyen los que son idóneos para personas que tienen en conexión a su Sol con Neptuno, Sol en Piscis, Sol en conjunción con Mercurio, Sol en conexión con Saturno; Luna en Piscis o en conexión con Neptuno, Luna en conjunción con Mercurio, Luna en Géminis; Marte en Piscis o en contacto con Neptuno, Marte en conjunción con Saturno.



Una o dos gotas suelen bastar, suficiente para poderlos utilizar sin prescripción de personal formado adecuadamente.

Mezclar con aceite portador: aceite vegetal de coco, de almendra, de sésamo. Evitar el contacto con mucosas. Sobre todo el A.E. de tomillo puede resultar muy irritante y de aroma muy fuerte, recomiendo una sola gota al principio para probar.


Albahaca, regida por el planeta Marte. Es un tónico nervioso, ideal para la ansiedad y la depresión, el agotamiento tanto físico como intelectual.


Lemongrass, una planta regida por el planeta Mercurio que actúa como sedante del sistema nervioso y es un A.E. tónico.


Mirra, gobernada por el planeta Sol. Armoniza el mundo espiritual y el material. Da fuerza y optimismo.


Enebro, está regido por el Sol y por Saturno y se recomienda para la ansiedad y el estrés, es tónico. A nivel de sistema nervioso combate la debilidad y el miedo, aumenta la vitalidad y la seguridad. Ideal para personas frioleras.






Tomillo, regido por Mercurio y por Venus. Es estimulante y tónico. Para el agotamiento físico y psíquico.



Vetiver, gobernado por el planeta Mercurio, es tónico y sedante del sistema nervioso. Indicado en casos de depresión nerviosa e insomnio. 


08 septiembre 2017

Septiembre: Semana de Luna Llena –Mercurio y Plutón Directos.



Mercurio Directo

Este mes de septiembre sólo dos planetas cambian de ritmo: Mercurio, el día 6, y Plutón a finales, el día 29, más adelante conectaremos con este movimiento energético. De momento, para centrarnos en Mercurio, habremos notado su influencia tanto en nuestra mente como en nuestra manera de comunicarnos, tanto a la hora de escuchar como de transmitir; incluso en nuestro sistema nervioso, cada uno con una intensidad distinta, depende de la propia carta astral. Con Mercurio siempre hemos de trabajarnos la serenidad interior, no es fácil cuando hay situaciones y circunstancias difíciles, es el momento de hablar con sinceridad y de escucharnos interiormente, para seguir descubriéndonos en todas nuestras facetas como “experiencia humana”. Creo que podemos también encontrar algún objeto que perdimos, y que si no hemos acabado algún trabajo tanto manual como intelectual, vamos a tener el impulso necesario.

Este cambio de ritmo de Mercurio acontece en plena Luna Llena, este momento en que descubrimos nuestras propias contrariedades, somos conscientes de nuestras tensiones, y lo mismo en nuestras relaciones, nos pide mucha paciencia, comprensión, bondad y generosidad, para no quedarnos en pensamientos de carencia, impotencia. Esta fuerza la vamos a poder trabajar con el sextil que forma la Luna con Plutón y el trígono del Sol con este mismo planeta, que es muy intensa, y tenemos en cuenta a Neptuno. Es cierto que en muchas ocasiones no podemos llegar tan lejos como quisiéramos en nuestros sueños lúcidos, al menos no al ritmo que quisiéramos, pero si nos paramos en el presente, aquí y ahora, hemos de relativizar en cuanto a nuestras prisas, afianzarnos en todo lo que hasta ahora hemos andado, logrado, superado, con la certeza de que seguimos adelante, queremos seguir avanzando, y la frustración no es una buena compañera, nuestro idealismo, sí, y saber, porque siempre es así, que estamos continuamente regenerándonos internamente.


Ciclo de la Luna Nueva – 21 de Agosto



El ciclo empezó en la pasada Luna Nueva, el 21 de Agosto, estamos a mitad de camino. Las relaciones, compartir, colaborar, dar y pedir apoyo es importante. E iremos haciendo cambios necesarios, concienzudamente, evitando tomar decisiones desde la tensión interna, compulsivamente. Si planificamos con sencillez, sin compararnos, si trabajamos con perseverancia, dedicando el tiempo necesario, pero sabiendo descansar y seguir disfrutando en la vida cotidiana con cosita sencillas, buenas compañías, vamos a superar bloqueos.
Tal vez es una época para ver si nos pueden ayudar las flores de Bach, como Larch, para vencer la inercia emocional del “yo no puedo”, y Gentian, para superar esos pensamientos de desánimo ante la “montaña” que nos hemos comprometido a construir. El cambio vibracional que tienen unido a nuestro esfuerzo por mantenernos en equilibrio aportará el resurgir de nuestros recursos y una perspectiva más neutral y positiva.


Luna Llena – 6 de septiembre



Esta Luna Llena nos invita a trabajarnos el diálogo, si empezamos a sentir inquietud y agresividad y nos dejamos llevar por la ira o la rabia, o los nervios, la frustración, el caos, la rigidez, no vamos a adelantar, vamos a estropearlo todo más todavía. Valoremos lo que disfrutamos, y, si ya hemos llegado a un fin de ciclo, cerremos la etapa, o una relación, con comprensión, sabiduría, respeto, cariño.

Gran Trígono en Fuego


Mercurio, Urano y Saturno están en signos de Fuego, sólo Neptuno en Agua (sentimiento, empatía, receptividad, espiritualidad, sanación, adaptación, manipulación), sólo Júpiter en Aire (comunicación, ideas, aprendizaje, filosofía, subjetividad, exceso de ruido mental), ahora ya Marte acompaña al Sol en Virgo (Tierra). Somos conscientes de nuestra emotividad, nos puede desbordar, el sentimentalismo, la añoranza, la tristeza, sentimientos de soledad, y la necesidad de seguir creando -día a día en lo práctico y en los pequeños detalles- junto con otras almas una existencia de paz y abundancia para todos por igual, y las oportunidades nos llegan, a todos, sin excepción. Si conectamos con esta dinámica, vamos a ver resultados con cada paso que demos en los próximos días, sobre todo si hacemos y luchamos no sólo por nuestros objetivos y propósitos, sino ayudando a otros que también están en apuros, pasando necesidades. Es un equilibrio entre dar-recibir, con alegría y con amor. ¡Nos sorprenderemos! ¡La vida siempre nos sorprende porque es un milagro!







01 septiembre 2017

DESCUBRIENDO Y CONECTANDO CON LA ENERGÍA DE VIRGO

Para los que no tenemos el Sol en Virgo, ni Ascendente Virgo, ni la Luna en Virgo –como puntos importantes a observar en nuestra Carta Astral- vamos a prestar atención y mirar qué otro planeta se sitúa en este signo en nuestra Carta Natal. Tal vez ninguno, pero la Luna pasa todos los meses por este signo –así ha sido los días 22 y 23 del pasado mes de agosto- y activa esa Casa de la Carta Natal (los escenarios y asuntos propios de ese sector). ¿Y dónde está Virgo en la Carta Astral propia?.
Actualmente, también transita por el signo de Virgo el planeta Mercurio – es regente del signo y ahora permanece Retrógrado, hasta el 5 de septiembre- y el 6 de septiembre Marte hará su ingreso en este signo.


En la Rueda Zodiacal tenemos 12 signos que forman 6 ejes, signos que están en oposición, pero que se complementan:
Aries-Libra, Tauro-Escorpio, Géminis-Sagitario, Cáncer-Capricornio, Leo-Acuario, Virgo-Piscis.


El Eje Virgo-Piscis es mutable, es una energía que nos permite adaptarnos a las circunstancias, perteneciendo el primer signo al elemento Tierra y el segundo al Agua. Ambos signos son duales.


Observamos en Virgo su predisposición desde la simplicidad a la responsabilidad, de la cual puede huir Piscis que es más apático y flemático y a quien le gusta vivir en su mundo personal de sueños, fantasía y evasión. Virgo puede ser muy calculador, razonable, Piscis se guía más por su sentimiento y emoción, por sus intuiciones. Virgo querrá ser prudente, no le agradan las sorpresas, pero a Piscis le gusta mezclarse con todo tipo de personas y visitar todo tipo de ambientes donde pueda empatizar y mostrarse sin control, si supera sus miedos su objetivo es alcanzar la unidad, una vez que incorpore de Virgo la buena cualidad del discernimiento para no tender a las problemáticas relaciones de fusión. Virgo persevera donde Piscis está buscando algo diferente llevado por su adicción a las vivencias emotivas.





En Virgo tenemos el interés por los detalles, lo práctico, lo útil, la prudencia, el sentido de la economía, la organización, el deber, el método, el análisis. Cuando evoluciona tiene un gran sentido de la rectitud y un comportamiento discreto. Su inteligencia es muy eficaz, tiende al razonamiento y a la investigación. Virgo es un signo que interioriza, suele ser discreto, cuidadoso, tranquilo, pero a veces se puede encerrar y su carácter volverse melancólico, neurasténico -debido a su nerviosismo e inquietud interior, aprensivo, con tendencia a la hipocondría –lo que le hace demasiado sistemático en el día a día, obsesivo.

Habrá de evitar la crítica porque le lleva a la insatisfacción, incluso al rencor. El exceso de cálculo y control le conducirían a posibles pautas autodestructivas, incluso egoístas a no ser que desarrollen otra de las cualidades de este signo, la humildad y el espíritu de sacrificio.


Es una energía que en equilibrio –depende del planeta o planetas que se encuentren en el signo y en qué Casa astrológica y otros factores- otorgaría a la persona una buena orientación al servicio, a desarrollar un gran espíritu de trabajo en el que será un colaborador nato y orientado a la excelencia. Si la conciencia está despierta y en el camino de la evolución- se desarrolla una personalidad que deseará dar lo mejor de sí misma y alcanzar un grado de excelencia en todo lo que planifica y realiza.


Lentes detectores de magia que potencia la vida



Pintura de Frederic Edwin Church - 1866
Ya que con este signo ponemos atención en los pequeños detalles, veamos una forma de potenciar esta inclinación hacia lo positivo y constructivo en el día a día. Como es un signo de Tierra hace referencia a la organización y la perseverancia, de manera que obtengamos resultamos óptimos. Pues bien, hay un entrenamiento diario que resulta muy valioso, es un aprendizaje relacionado con asumir el propio poder. De nosotros depende convertir las pequeñas cosas que vemos y que nos ocurren cada día en mágicas, podemos desarrollar día a día la capacidad de disfrute hasta que se convierta en automática. A veces puede ser una sonrisa, una flor que encontramos en el camino, una nube en el cielo con una forma determinada que nos desvela o conecta con una persona o energía agradable, puede ser una canción que escuchemos y que su melodía o su letra nos rebele alguna respuesta o nos inspire, puede ser una imagen o un objeto en un escaparate que de repente nos abre el corazón y nos da fuerza, puede ser una frase de algún transeúnte por la calle y que es justo lo que necesitábamos oír como respuesta a nuestros pensamientos, son tantas posibilidades en la vida cotidiana. ¡Hoy nos podemos poner estos lentes para vivir nuestra vida! Y mañana, y pasado, y al otro... ¡Merece la pena!




Virgo a través de los diferentes campos de expresión de la vida
Las Casas: la experiencia vital



¿Dónde sientes que estas características se dan en tu vida?
Tal vez en tu forma de iniciar, de emprender, de abordar los asuntos y las cosas, en cómo te ven los demás aparentemente (Casa I).


Tal vez en tu capacidad o manera de conseguir dinero, de gestionar tu economía, lo que te gusta adquirir, comprar. Quizás tus valores están en esta sintonía. (Casa II).


Puede que sea así tu forma de pensar, estudiar y de comunicarte, o que estés cavilando y pensando que así es alguno de tus hermanos/as o primos/as, o que vuestras relaciones están teñidas por comportamientos de este estilo. (Casa III).


¿Pudiera parecerte ahora que así es alguno de tus padres? ¿En tu familia ha habido una educación orientada al desarrollo y manifestación de estas cualidades? O puede que en tu casa te comportes así muchas veces. (Casa IV).


¿Alguno de tus hijos te parece que responde a estas cualidades? O te calificas ahora como atrapado/a en esta dinámica a la hora de educarles, aunque también puede que lo enfoques en tus actividades de ocio, o a la hora de preparar tus obras creativas. (Casa V).







¿Vives así en tu día a día, en tu trabajo o tienes compañeros de trabajo que responden a estas cualidades?. ¿O tal vez es algún tío o tía que te anima o “exige” a desarrollar estas cualidades? ¿Cuidas minuciosamente de tu salud y de tu cuerpo? Este es el sector de Virgo, la Casa VI, en relación con los servicios y los medios para llevarlos a cabo. Esta casa nos indica los medios con los que cuenta un individuo para perfeccionar su individualidad.



¿Es tu pareja muy ordenada? ¿Abordas los asuntos con tus socios de manera previsora y organizada? ¿Eres en tus relaciones prudente y reservado y con sentido práctico? En esta Casa VII las energías que disponemos de los planetas ubicados en ella las podemos poner a disposición de los otros.


Llegamos a la Casa VIII, en la anterior nos vinculamos y ahora hemos de aprender a trabajar nuestro egoísmo para mantener la unidad. Virgo ofrece ahora su capacidad analítica en sintonía con esta Casa de Escorpio, la de las transformaciones. En este campo de experiencia nos corresponde la exploración del inconsciente, el dedicar tiempo a la introspección para indagar en uno mismo acerca de lo que está cristalizado, lo que es duro en el “yo”, hemos de traer luz a las tinieblas. Y también encontrar luz más allá de lo que vemos, son las experiencias metafísicas.

En el plano material este campo de experiencia representa los bienes de la asociación y cómo los administramos, Virgo lo hará con una tendencia a la minuciosidad y a la economía, una buena distribución, sin despilfarros innecesarios. Encontramos aquí nuestro enfoque calculador en relación con las experiencias relativas a bancos, aseguradoras, o quizás una orientación a trabajar en colaboración con los servicios secretos, la policía, o en campos médicos como la cirugía, psicología, psiquiatría.


En la Casa IX  la razón y el espíritu se ponen a disposición del alma para atender los ideales más elevados, tanto filosóficos como religiosos. La formación universitaria estará en relación con la adquisición de habilidades prácticas para ofrecer a la comunidad. Virgo está relacionado también con los animales domésticos, en esta casa de Sagitario, vinculada al extranjero, podemos ver a modo de inspiración la labor de la famosa Brigitte Bardot, tiene a Virgo en esta Casa (además con los planetas Neptuno, Venus y Sol) que creó una Fundación a favor de la protección de mascotas y animales salvajes del mundo.


Llegamos a la Casa X y tal vez algunos identifiquen con las cualidades de Virgo a uno de sus padres. Por la parte personal puede haber inspiración para el servicio, en el plano social, pedagógico, médico, orientación hacia el mundo del cine; hay un vínculo con profesiones en las que no se aspira a tomar el mando, sino más bien formar parte del equipo subalterno. Por otra parte, el trabajo, o la forma de desempeñarlo podría acarrear a la persona problemas de salud.

Con Virgo en la Casa XI además de tener amigos con rasgos de este signo, podemos orientarnos a ser serviciales con nuestras amistades, a trabajar o colaborar con algunas de ellas. También habrá una orientación a implicarnos en organizaciones y grupos en los cuales podamos llevar a cabo funciones de servicio humanitario a la comunidad, sobre todo a los más desfavorecidos. Nuestros proyectos y planes tienden a ser prácticos y utilitarios.

En la Casa XII tenemos lo que está oculto, los enemigos secretos, con lo cual un trabajo que no nos conviene puede ser nuestro enemigo y conducirnos a enfermedades crónicas, porque a veces somos nosotros mismos los que nos atacamos, es hora de tomar conciencia, parar, meditar, ocuparnos de nuestras necesidades para no enfermar crónicamente (intestinos, problemas de alimentación) y ser hospitalizados, y para ayudar a otras personas que sufren hospitalización, prisión. Aquí nos encontramos con todos los trabajaos y ocupaciones en favor de los más marginados y que estaremos dispuestos a hacer si es nuestra misión. La salud y/o la enfermedad se convierten en un problema continuo, o viene por karma, y todo el trabajo que hagamos para cambiar y transmutar interiormente nos beneficiará enormemente.
Nuestras mascotas también han podido y pueden jugar un rol muy importante en nuestra vida para superar enfermedades, soledad, la pesadez de la rutina y alcanzar estados de paz y de conexión con el Espíritu Superior. Veamos, por ejemplo, la Casa XII del famoso actor francés Alain Delon que es un enamorado de los animales, y que acoge en su casa a los que nadie quiere, él ha contribuido a favor de un proyecto en Suiza que proporcionará abogados para los animales para ser defendidos de sus víctimas, aquellos que pretendan inhumanamente torturarles.







Esta Casa es la de Piscis, en relación con la mística, con los momentos de retiro de los cuales precisamos, con el mundo invisible. Así que, dependiendo como en cada una de las otras casas de los planetas presentes y del conjunto de la Carta Astral, podemos tener una orientación a profesiones vinculadas con la energía de Piscis, en este eje de Virgo-Piscis recordamos que estamos al servicio de la comunidad fraterna en comunión con el Uno. Virgo en este sector nos facilita, a través del análisis y la introspección minuciosa, comprender muchos de nuestros traumas y de nuestro pasado kármico, para irlo liberando, o disfrutándolo y acrecentando nuestros méritos para futuras vidas, sobre todo ayudando a otras personas de manera humilde, sincera, secretamente incluso, en el silencio, como único testigo a la soledad.